¿O no son del terror los lunes? Es por eso que la onda es trabajar en chinga loca y llegar corriendo a la casa para ver una buena cinta de miedísimo o un misterio bien montado, es sumamente catártico y te ayuda a sacar el malviaje que produce este pedo de que los fines de semana sólo sean dos pinches diítas que te dejan más picado que otra cosa.

Sin embargo, siempre habrá este problema de enfrentarse al catálogo de Netflix… Es agotador y no siempre acaba en buenos términos. Es por eso que un servidor, Chuck Pereda, experto nerdazo y clavado del terror, se avienta todas esas películas que a la mejor no es tan buena idea ver, para aseverar a ciencia cierta si son “yay” o “nay.” Esta es una rapidísima guía práctica de algunas de las cintas que vale la pena ver y que no están tan “hypeadas.”

Sangre de mi Sangre.- Esta es una de esas rarezas que cae entre categorías, no es un slasher, pero tiene elementos de y al mismo tiempo también es un thriller que a muchos les parecerá demasiado parecido a ese clásico del terror que es Misery, pero ténganle paciencia, es lo suficientemente distinta como para que valga mucho la pena, además de que las actuaciones son muy chidas.

Ex-Máquina.- Esta no está en Netflix, pero llegó bastante rápido a Blockbuster (que ahora se va a llamar B Store, por cierto.) Tampoco es terror, pero sí es un thriller chinguetas de sci fi que llega a ponerte los nervios de punta y que además se ve favorecida por grandes efectos especiales, un muy buen guión y una dirección que es tan clavada, que llega al grado de meter una escena con un baile de música disco para “que no fuera una película perfecta,” (es real, eso dijo Alex Garland en entrevistas.)

The Guest.- Uh, que la verga, ninguna de las películas de esta lista son de miedísimo loco sobrenatural… Pues ni modo, a veces pasa así, pero me cae que les van a sacar sus buenos pedos, es neta. The Guest es otro híbrido que empieza como una versión muy extraña de “home invasion” (un home invasion voluntario) y termina siendo un thriller de horror con bastante buen ritmo y muy buena dirección que tiene mucho que ver con este revival muy interesante del feeling ochentero/noventero de cintas como It Follows, House of the Devil y Starry Eyes.

Creep.- Esta es la que voy a ver hoy, he leído muy buenas reseñas al respecto y promete a pesar de estar hecha con dos pesos. La idea es que un camarógrafo es contratado por un tipo que dice tener cáncer terminal del cerebro y quiere hacer un videodiario para su hijo nonato. Obvio todo se sale de control, si no no estaría en esta lista. Promete mucho, ojalá no me vaya pésimo con ella.

Honeymoon.- Y ya pa’ cerrar vámonos con esta otra peliculita de bajísimo presupuesto. Honeymoon es muy parecida a Creep en su set up: una pareja se aleja de la civilización y pasa tiempo sola en una cabaña donde las cosas, sobra decirlo, no son lo que parecen, pero hasta ahí, todo lo demás es bastante diferente (para empezar, Honeymoon no utiliza el recurso del found footage,)  y esta cinta independiente se tarda, pero sí entrega resultados sólidos, si bien no es para los que no tengan paciencia: no tiene efectos muy complicados, funciona por el guión y las actuaciones, no es aterradora, sólo está muy bien pensada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.