Siempre que alguien hace un post sobre la lectura te da una lista de “todo lo que hay que leer.” Sí, en general eso está muy bien, el otro día justo pensaba que si un día salieran de sus tumbas los muertos vivientes y tomaran el D.F., me gustaría estar dentro de una librería para, por lo menos, pasármela a toda madre durante el Apocalipsis Zombie.

Pero qué tal que volteamos la ecuación, qué tal que somos claros y apuntamos un índice flamígero a todos esos libros, que están tan de moda muchas veces, pero que terminan haciendo más mal que bien a una sociedad huevona que sólo busca el equivalente legible de Abercrombie & Fitch.

Así pues, agárrense vampiros con glitter, que acá les va nuestro “Top de popó impresa que hay que evitar”:

Stephenie Meyer – La Saga de Crepúsculo.- El tema con Crepúsculo es que es inmensamente popular, pero nadie nunca se tomó el tiempo de analizar lo que realmente quiere comunicar Meyer quien, por cierto, es mormona. Meyer está en contra del sexo premarital pero además, para haber sido escrito por una mujer, es un libro súper misógino. Bella es sin duda LA peor heroína en tiempos recientes, completamente incapaz de hacer algo sin ayuda los dos protagonistas masculinos. Luego además está el tema de que está mal escrito, como dijo Stephen King “La diferencia con Jo Rowling es que ella es una escritora fantástica y Stephenie Meyer no puede escribir. No es muy buena.”

Twilight

Qué leer en vez: Pues, Harry Potter es una buena opción. Mónica Brozón, mi maestra de literatura infantil en la SOGEM, está segurísima de que la obra de Rowling será tan importante como la de Tolkien y que aguantará el paso del tiempo. En The Bookshop tenían la caja de lujo de Potter.

Paulo Coelho – TODO.- ¿Por qué es tan malo Paulo Coelho? No es tanto que sea malo, es light como pocas lecturas y toma pedacitos de muchísimas teorías filosóficas, pero les quita todo su peso para adaptarlas a una suerte de mezcolanza new age escrita para las señoras que están por subirse a un avión. Es un síntoma de la época, como Coelho hay miles y casi siempre terminan en el Book Club de Oprah (Eckhart Tolle, por ejemplo,) pero gana uno más haciendo un intento serio por leer algo con más profundidad, si bien su lectura sea un pelín más complicada.

coelho
la única forma en la que este póster sería más furris, es si hubieran usado comic sans

Qué leer en vez: El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl es una bellísima lectura que, como su nombre lo indica, pone una luz sobre lo que nos hace sobrevivir las más duras pruebas, el sentido de nuestra vida. Ah, y además Frankl era un profesional de la salud mental, a diferencia de Tolle y Coelho (quien, por cierto, odia a muerte El sonido y la furia, y cree que le “hizo mucho daño a la literatura” muy posiblemente porque no le entendió.)

Rhonda Byrne – El Secreto.- Este toma muchos elementos de “What the Bleep Do We Know,” un “documental” que ha sido refutado una y otra vez por su uso indiscriminado de “experimentos cuánticos” que fueron editados para crear la impresión de que afectamos nuestra realidad sólo con nuestro pensamiento… Sí, no, no es el caso (acá te dan pruebas científicas de que NO lo es) y les voy a decir El Secreto, la única que se ha visto beneficiada tras haber descubierto todo este fascinante universo en el que la mera voluntad te da marido guapo y rico es Rhonda Byrne.

EL SECRETO

Qué leer en vez: Por qué no pruebas el zen en vez de querer ser ric@ y guap@ como Kim Kardashian, a la mejor lo que hace falta es más gente que sea sabia y desapegada como Alan Watts, porque todo parece indicar que lo que está matando al mundo es que TODOS queramos tener una mansión con cine y un Starbucks dentro. Watts introdujo el budismo zen a Estados Unidos y es una de las plumas más lucidas al respecto del tema, te recomendamos “El camino del zen.

Quien quiera que haya escrito “¿Quién se ha llevado mi queso?” - ¿Quién se ha llevado mi queso?- Otro libro cuyo principal beneficiario es quien lo redacta, no es como que haya toda una generación de Godínez turbo exitosos e híper millonarios tras la llegada de este libraco a tierras mexicanas. Yo lo leí y, bah, no son malos consejos los que da, pero son bastante genéricos y basan todo en el ideal gringo del éxito.

quien-se-ha-llevado-mi-queso-spencer-johnson-sermejorlibros

Qué leer en vez: El éxito es una cosa muy subjetiva y más bien hay que pensar seriamente qué vale más: ¿ser  el perro alfa de la oficina o pasar más tiempo con la gente que quieres y ser feliz con lo que haces?  Si de todas formas lo tuyo es ser MUY exitoso, prueba con Outliers de Malcolm Gladwell porque, por lo menos, está mucho más actualizado y tiene mejor redacción que ¿Quién se robó mi queso?

E. L. james – Cincuenta sombras de Grey.- Lo que Crepúsculo es a las adolescentes calenturientas, pero castas, Grey es a las señoras cuyos esposos están echándole el ojo a la de las copias. Es literatura medianamente cochina con aires de muchísima elegancia la de Francia, pero que en realidad cojea por estar mal escrita. Hay muchísima literatura menos y más obscena que vale más la pena.

libros

Qué leer en vez: ¿Por qué no leer a Masoch el del masoquismo o a Sade el del sadismo? Imagínense el tamaño de contribución que hicieron a la mente colectiva del mundo, que les inventaron palabras basadas en su obra. Masoch escribió La Venus de las pieles y Sade tiene varios libros en su haber entre los que cabe destacar tanto Justine, como Juliette, dos mujeres con vidas muy distintas. También la Historia de O ilustrada por Guido Crepax es increíblemente horny.

Leave a Reply

Your email address will not be published.