Pues sí, quizá ya vieron el tráiler de la última parte de The Hunger Games, el cual estrenaron la semana pasada, El Salvavidas también quiere ser partícipe de esta gran historia que, esperemos no llegue a su fin, queremos ilusionarnos un poco y pensar que habrá un largo camino por recorrer con esta saga de ciencia ficción que tuvo un enorme éxito desde la génesis de su lanzamiento, en todo el mundo. Tanto que impactó en la vida real, ¿se acuerdan de lo que pasó en Bangkok tras el golpe de estado que encabezó el jefe del Ejército, el general Prayuth Chan-ocha?.

Así mismo, trabajadores en huelga de McDonald’s y Walmart en Estados Unidos adoptaron el símbolo de resistencia de los Juegos del Hambre, y en algún punto de su estreno fue trending topic en twitter, con el hashtag #MisJuegosDelHambre.

Bien, pues The Hunger Games llegará a su fin el próximo 20 de noviembre en México, aquí va el trailer, por si no lo han visto:

Creo que Gary Ross, al igual que sus predecesores, Francis Lawrence, Peter Craig y Danny Strong, tienen una responsabilidad enorme con la audiencia que ha seguido la saga desde su inicio; aunque el discurso que manejan los actores no está del todo articulado políticamente, sí refleja perfectamente el descontento social-político-económico que viven muchos países, a lo largo y ancho de todo el mundo.

Desigualdad, abuso y acumulación de poder, violencia infantil, explotación laboral, entre otros, son algunos tópicos que reflejan, hasta hoy, los tres films; el cuarto, quiero creer, desemboca en lo que, en la actualidad está pasando en el mundo: batallas campales encaminadas utópicamente a una revolución.

Las cintas no están al 100% basadas en los libros de Suzanne Collins, ¿por qué? Porque Ross tuvo una formación política desde su juventud. Trabajó como congresista durante 1972; en 1980, ocho años después, apoyó la campaña presidencial Ted Kennedy, que tiempo después trabajó en la realización de algunos discursos para el político, así como de Michael Dukakis y Bill Clinton, periodo en el cual también escribió dos libros, de ahí el pequeño cambio en las cintas.

Parece de “ciencia ficción” cómo la policía reprime en las calles cuando algún activista escribe o dibuja con aerosol un símbolo o una frase; parece de ciencia ficción como matan a la gente sólo por decir lo que piensas en redes sociales (caso de Turquía); parece de ciencia ficción cómo se reprime a los estudiantes en diversos lugares (#NosFaltan43, México); parece de ciencia ficción cómo después de 4 mil 5oo millones de años evolutivos, el Estado sigue matando a la gente solo por ser de color, por ser homosexual, lesbiana, por pensar distinto o simplemente por expresar su punto de vista. Parece ciencia ficción… pero no lo es.

Grecia

España

Turquía

Chile

Otra vez España

México

Francia

“La libertad es algo por lo que vale la pena luchar”, se lee en el mensaje de este teaser de Sinsajo parte 2 titulado A Message from District 13, que la productora Lionsgate presentó durante la Comic-Con, celebrada en San Diego en Estados Unidos.

¿The end of the Hunger Games? 

Los juegos del hambre no solo son un discurso o película encaminada a la libertad que tiene que pasar por una revolución, es la historia de un estado distante, intocable y explotador de vidas humanas. Es uno de los muchos reflejos que veremos en este siglo, de las primeras películas que se acercan al contexto político, social y económico del mundo en nuestros tiempos, al actual, porque existen un sin fin de películas que hablan del tema.

¿The end of the Hunger Games? Espero que si, en la vida real. Espero que no, en la ciencia ficción.

Nos leemos en la siguiente….

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.