No les voy a mentir, a veces me preocupa mi salud mental porque soy adicto a dos cosas medio creepy: las series sobre crímenes reales y las películas de terror. No sé realmente qué diga ésto de mí, pero sin duda sé que es mucho mejor ver series sobre asesinos seriales que ser asesino serial uno mismo… Salvo que seas Dexter que es un asesino de asesinos (broma, también está mal ser Dexter.)

En fin, el caso es que los que somos fans de las películas de terror sufrimos un mogollón, es uno de los géneros donde más atrocidades se cometen, i.e. hay porcentualmente más películas malas de terror que de cualquier otro género y, así como hay películas malas que terminan siendo buenas, también hay películas simplemente malas que a veces ni miedo dan por lo absurdos que son el argumento, las actuaciones o los efectos.

En fin, para que celebren a gusto día de muertos y All Hallow’s Eve (acá no hacemos un distingo, ambos días nos gustan un chingo,) les presento mi lista con algunas de las mejores películas de terror que un servidor ha visto, algunos son clásicos viejitos y aún así te sacan un pedote, no porque tengán más años que tú, son menos efectivas.

The Uninvited.- La original de 1944, porque hay una que se llama igual, pero que en realidad es un remake de A Tale of Two Sisters. Yo la edición que tengo es la de Criterion y viene con una radionovela de la película que siempre he tenido ganas de programar en radio abierta. En fin, es una hermosísima película sobre una casa de campo encantada que es comprada por una pareja de hermanos citadinos. Muy atmosférica, muy efectiva y sencilla, de verdad es un clásico del cine de fantasmas.

Hausu.- Otra que en su versión Criterion viene con cualquier cantidad de goodies, entre ellos un póster que MATARÍA por tener. Es una locura de cabo a rabo, se trata de una chica que recibe una invitación de su tía para que la visite en su casa de campo con la sorpresa de que, oh, cielos, está encantada. Su mezcla de efectos físicos, animaciones y tomas como de película de artes marciales la hacen única y, tal vez no te dé miedo, pero sin duda te sorprenderá por ser millones de veces más original que cualquier cosa que hayas visto nunca.

The Texas Chainsaw Massacre.- Soy TAN fan de esta película que todavía guardo el VHS original que compré hace miles de años en un Tower Records de Nueva York, tambien pedí a los Países Bajos un soundtrack piratísima en cassette por el cual pagué casi 2,000 pesos; pero es muy difícil no ser fan de esta increíblemente perturbadora película de bajo presupuesto. Tobe Hooper de verdad nos pasea por el infierno en esta cinta y nunca se te olvidará la primera vez que la viste, te deja un vacío en la panza único. Este año se lanzó una versión limpiada digitalmente y algunos suertudos pudieron verla en cines.

Eyes Without a Face.- No sabía si incluir ésta o Diabolique, pero sin duda la adaptación de Georges Franju de la novela de Jean Redon es una de las principales influencias, no sólo de Almodovar cuya La Piel que Habito es una copia menor por comparación, sino de Hooper, Carpenter y todo aquel que haya escondido exitósamente a su malo o víctima detrás de una máscara, digamos que pocos antifaces tan brutalmente efectivos como el de Christianne, la hija de un cirujano cuya cara quedó desfigurada en un accidente automovilístico.

Kill List.- Ben Wheatley es tal vez el futuro del terror, no tiene UNA película mala en su haber y es profundamente efectivo a pesar de lo reducido de sus presupuestos. Kill List es, sin duda, una de las películas recientes que más se distingue por una dirección sumamente parca y casi quirúrgica, pero sobre todo, por un guión muy trabajado que te va llevando de la mano por un descenso hacia el infierno de una manera tan sencilla que, cuando todo acaba, cachas que acabas de ver una obra maestra, así de sencillo.

The House of the Devil.- No voy a defender a Ti West a capa y espada, me gusta mucho su visión del horror y soy fan de The Innkeepers y, un poquito menos, de The Sacrament; lo que sí puedo decirles es que es un tipo listo que ama a su género. The House of the Devil es un gran homenaje al horror ochentero, tanto así que se vendió en un combo DVD/VHS que (por zoquete) nunca pedí y ahora me arrepiento. Atmosférica hasta decir basta y bien pensada desde el principio, sencilla, pero no por eso menos efectiva.

Ahí Va El Diablo.- No sé mucho de esta pelicula, sólo sé que es algo así como 7 millones de veces más efectiva que Somos Lo Que Hay con todo y los malos efectos y pésimas actuaciones. Una pequeña joyita del terror nacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published.