Todo comenzó con una de las dos partes haciendo daño a la otra, con una brutalidad especial, asesinando a inocentes que nada habían hecho. Llenos de odio y sedientos de una venganza disfrazada de Justicia, las víctimas se abalanzaron sobre su rival, queriendo hacerle pagar lo sufrido incluso si ello implicaba más sangre inocente y hasta la muerte de niños y niñas: al fin y al cabo, esto es una guerra y ellos tampoco tuvieron compasión alguna…

Por suerte, de vez en cuando alguna voz sensata se dejaba oír:

-“Pero esa forma de pensar… Podrías convertirla en un argumento para matar a cualquiera en cualquier lugar”.

-“¿Es esto lo que de verdad queremos? ¿Matarnos hasta hacernos desaparecer? Con la esperanza de… ¿qué?

La primera cita corresponde a Katniss Everdeen; la segunda, a Peeta Mellark. Estamos hablando del último libro de “Los Juegos del Hambre” (“Mockingjay” o “Sinsajo”), cuya segunda parte de la adaptación ya está en los cines. Pero podríamos estar refiriéndonos a los atentados de París por el yihadismo radical, y a la respuesta de los estados de bombardear regiones sirias con civiles inocentes viviendo en ellas…

Hunger Games, bombardeos en Siria

No, esto no es de una peli

Asesinatos, muerte de inocentes, barbaridades, represalias, venganza, una supuesta Justicia, abuso de poder, la víctima convertida en verdugo, excesos, presiones y ‘jugadas’ políticas, justificaciones de actos injustificables, el “todo vale” en tiempos de guerra, la búsqueda de la paz por medio de abundante sangre…

… Y quienes se oponen al ojo por ojo, esas pequeñas pero sensatas voces que se plantan, que comparten el dolor y lo entienden tanto o más que cualquier otro pero no buscan la venganza, quienes intentan a pesar de todo o por eso mismo no convertirse en aquello de lo que huyen y que critican, odian y han temido; que se centran en su lugar en sobrevivir primero y en recuperar después la alegría de vivir…

Hunger Games, gesto dedos

De todo eso está llena “The Hunger Games: Mockingjay. Part II”. Una película que ha rebajado el contenido del libro (obviamente, por otra parte) pero mantiene algunos debates sobre si todo vale en estos conflictos e incluso en estas extremas situaciones de ficción –posturas enfrentadas de Katniss y Gale, el debate final de los tributos…-.

Hunger Games, Gale y Katniss

Y que entretiene durante más de dos horas, a pesar de algunas debilidades: el libro refleja mejor (puede utilizar los pensamientos para ello; el cine, no) el conflicto Gale-Katniss tras el suceso de las bombas, y por qué elige a un chico sobre otro; la escena final no aporta gran cosa y quizá la muerte de Philip Seymour Hoffman obligó al equipo creativo a reducir la última presencia de Plutarch a una simple carta leída por el poco emotivo Haymitch…

“Mockingjay II” cuenta, además, con un reparto en el que figuran tres ganadores del Oscar (Philip Seymour Hoffman en 2006, gracias a “Capote”; Jennifer Lawrence en 2013, con “Silver Linings Playbook”; y Julianne Moore en 2015, debido a su actuación en “Still Alice”), además de otros nombres reconocidos como Donald Sutherland, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Jeffrey Wright, Stanley Tucci, y los jóvenes Jena Malone, Liam Hemsworth o Josh Hutcherson.

Un Globo de Oro y dos Oscars

Un Globo de Oro y dos Oscars

Quien, bajo el personaje de Peeta, nos recuerda en los libros que: “Cuesta mucho más que tu vida. ¿Asesinar a personas inocentes? Cuesta todo lo que eres”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.