En vista de que mucha gente no sabe usar un esconde IP (el más sencillo de usar es Hola.org, pa’ los que se animen,) decidimos hacer un top de lo mejor del terror que esté en el Netflix mexicano, así de sencillo y pa’ quitarnos de problemas.  Para que no sea exactamente igual a los tops anteriores, vamos a quitar todas aquellas películas que hayamos recomendado antes como El Babadook, Está detrás de ti, Honeymoon, Late Phases y Sangre de mi sangre.

También nos vamos a saltar los clásicos, clásicos que, en teoría, tendrías que ya haber visto, películas como La noche de los muertos vivientes, Carrie, El despertar del diablo y Exterminio; enfoncándonos más bien en cintas más recientes y/o muy buenas películas que (ya sea por falta de promo, porque nunca llegaron a salas o porque son independientes y muy chiquitas,) no son tan conocidas.

Acá te van 6 muy buenas opciones a ver en Netflix si lo que quieres es no meterte en pedos con esconder tu IP (o si de plano no sabes qué es un IP y por qué tendrías que esconderlo.)

S&Man (Sandman).- Esta es MUY reciente, está hecha con tres pesos y en realidad es sólo un muy buen guión muy bien realizado, no tiene mayor ciencia y la razón por la que nos llama tanto la atención a los fans del terror, es porque habla del oscuro y tétrico mundillo del snuff que, por cierto, nunca ha sido probado que exista realmente gracias a Dios.

Jeepers Creepers (El demonio).- Justin Long sale en dos muy buenas películas de terror, ésta y Drag Me to Hell. Por desgracia esta cinta se ha visto opacada porque el director, Victor Salva, fue acusado de pedofilia y, de hecho, es la razón por la que la tercer parte (a ser dirigida por él) no se ha hecho. Sin embargo es una muy efectiva cinta de monstruos.

Spellbinder (La hora de los brujos).- Nadie se acuerda de esta cinta de terror sobrenatural y brujería y, la mera verdad, sí deberían de regresar a ella con más apreciación y cariño. Un apuesto joven rescata a una chica no menos apuesta que está siendo agredida por su novio en un estacionamiento, oh, craso error. Lo que sigue es una muy buena historia de cultos y ocultismo.

The Possession (Posesión satánica).- En el cada vez más grande canon de las películas sobre posesiones, sobran las películas que están apenas por encima del promedio y la gran mayoría van de francamente mediocres, a más malas que pegarle a un niño afuera de una iglesia (muy malas, pues.) Posesión satánica es más parejita que The Taking of Deborah Logan, pero por alguna razón nunca tuvo tanto hype.

Dead End (Atajo al infierno).- Otra de la que nadie se acuerda y que merece más vistas, Atajo al infierno es una muy decente cinta sobrenatural de venganza en la que una familia se ve castigada por algo que no recuerdan y que no queda muy claro sino hasta el mero, mero final.

The Town That Dreaded Sundown.- Uno de los slashers más importantes de la historia que está basado además en un caso real, The Town That Dreaded Sundown tiene una pésima secuela que hay que evitar a toda costa, pero bien vale la pena revisitar este clásico menor y, de paso, ver el documental Killer Legends en donde la mencionan y hablan a fondo del asesino que inspiró esta cinta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.