Cuando hablamos de terror, el entendido es que hay de dos sopas: o crees que las historias que se cuentan en las cintas son completamente ciertas (o que por lo menos algo tienen de verdad,) o de plano no crees en los fantasmas y lo sobrenatural, pero de todas maneras te gustan estas historias porque crees en la importancia que tiene el más allá como idea abstracta para la humanidad y el mythos personal de los seres humanos.

En ese sentido, es difícil encontrar documentales de miedo; los casos verdaderamente inexplicables son realmente pocos si los comparas con los engaños comprobados. Pero aún así, hay algunas tétricas excepciones como también hay varios otros documentales que tienen que ver más con otro de los bastiones del horror: los asesinos seriales. Así pues, esta lista sirve como una primera aproximación, un punto de entrada a uno de los géneros menos comunes dentro de las filas del terror.

My Amityville Horror.- Tal vez el caso más famoso de una casa encantada, directamente responsable del éxito no sólo de la cinta homónima, sino también de El Exorcista y el boom de posesiones satánicas que vino después. Este documental deja claro que para Daniel Lutz, hijo del escritor de The Amityville Horror, el terror fue completa y absolutamente real… Que haya sido producto de la mente enferma de su padre, o un caso verídico de influencias del más allá es algo que tienes que decidir por ti solo cuando lo veas.

Cropsey.- Este caso es fuertísimo. Unos jóvenes realizadores de New Jersey empiezan a investigar sobre una leyenda urbana que los aterrorizó de niños: Cropsey, un asesino cuyas víctimas eran siempre menores de edad y cuyo estatus mítico tiene un solo problema: el caso resultó ser completamente cierto y la historia detrás de cómo terminó este terrible personaje en las calles de Pennsylvania es todavía más aterrorizante, porque tiene que ver con un asilo que cerró dejando a varios pacientes en libertad para vagar libremente por el área.

Killer Legends.- Tras el éxito que les significó Cropsey, los realizadores de tan interesante cinta hicieron una suerte de segunda parte en la que se dedicaron a desmantelar algunas de las leyendas urbanas más famosas, muchas de las cuales terminaron siendo la inspiración detrás de películas como The Town that Dreaded Sundown y Halloween. Como en el caso de su debut cinematográfico, lo impresionante es cuánto de verdad hay en varios de los casos que investigan.

The Nightmare.- Si alguna vez “se te ha subido el muerto,” sabes lo horrible que puede ser la parálisis del sueño: un mecanismo que no se conoce bien científicamente, mediante el cual hay una desconexión entre tu cuerpo y tu cerebro y en el que básicamente estás paralizado, pero consciente de que no estás dormido, sino más bien en un extraño limbo entre la realidad y el mundo de Morfeo. Realmente terrorífico documental sobre este curioso fenómeno que es de donde vienen muchos de los casos de abducción alienígena o posesión satánica.

Nightmares in Red, White & Blue.- Mucho más straightforward que el resto de los documentales de esta lista, este docu habla de las cintas de horror norteamericanas, su influencia en el mundo, pero además, ataja de dónde salen, por qué existen y de manera tal vez más importante todavía: por qué son tan populares.

The American Scream.- Y para cerrar con broche de oro, este documental sobre dos de las “casas encantadas” más famosas de Estados Unidos, y por encantadas nos referimos a que sus dueños las ponen cada Halloween para que los hijos de los vecinos vengan a divertirse como enanos, no a que estén de verdad poseídas por espíritus satánicos. Muy conmovedor, tierno y divertido,

Leave a Reply

Your email address will not be published.