Imagínense escuchar a Soda Stereo como inspiración para escribir poemas, a Caifanes, a Fobia o a Héroes del Silencio, bueno, a Lucho le funciona, hace poco me compartió un poco de su obra; en un primer momento y con el fin de checar las posibles faltas ortográficas que pudiese contener el documento, me llevé una gran sorpresa, los poemas me movieron las tripas.

Olvidé la ortografía en un punto de la lectura… e inevitablemente comencé a preocuparme por todas aquellas generaciones que están saliendo del cascarón, creando cosas inéditas, inventando el mundo, saltando barreras, derribando muros; aquellas que se enfrentarán, como muchos de nosotros, en algún momento, a obtener empleo, o en última instancia, a edificar un negocio propio.

Sé que algunas de las pasiones de Lucho son las letras, el fútbol; sé que Gabriel García Márquez es grande para él, al igual que Rafa Márquez y Luis Figo; reportear, escribir; la radio quizá, y ahora sé que la poesía; una combinación al estilo Juan Villoro, pensé.

Cuando impartí Comunicación Organizacional en la Unidad Académica Profesional Huehuetoca (UAPH) y Lucho era mi alumno, jamás habló de sus poemas, aunque sospeché que tenía el don porque había leído algunos post de su cosecha en el Facebook, vaya sorpresa, me quedé corta. Y aunque este semestre no pude dar cátedra en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), puedo decir con seguridad que, Lucho es un chico aplicado por la pasión con la que juega con las letras y por su ímpetu, y, ¿qué creen? También escribe cuentos.

Ahorita les sigo hablando de él, lean, por favor.

 el_gato

“Me inspiré en la pasividad que tienen, el desdén de su existencia, la creencia propia de que no son capaces de demostrar su orgullo, su penas. El mito de la inmortalidad y cuando el adiós los alcanza”.

Estos son LOS POEMAS DE LUCHO , los que compartió con su servidora. 

Confieso que no conozco del todo a todos mis alumnas y alumnos, pero si alguno de ellos se acerca a preguntarme algo, a saludarme, a hacerme alguna broma o simplemente sonreírme, mi corazón se divide en mil cachitos para darles el tiempo preciso a cada uno, aunque solo sea por un chat. Cuando comencé a escribir este texto, pensaba darle un enfoque social, político educativo a la entrevista, al final decidí hablarles de él y darle un poco más de peso a sus poemas. Aún así, les comparto unas cuantas preguntas-respuestas.

Lucho y las nuevas generaciones de periodistas 

En febrero de 2014 conocí a todo el grupo, desde la primera clase les pedí que escribieran un cuento de su trayecto diario de casa a la universidad, el escrito de Lucho destacaba por mucho de entre los demás, pero sin demeritar los restantes, sus letras tenían “ángel”, de hecho se lo dije en ese momento. Aún conservo el escrito de todos mis ex alumnos; estoy segura que él y la mayoría de sus compañeros, destacarán en el ámbito periodístico.

¿Qué le destinas a las nuevas generaciones de periodistas, en general?

Es difícil mantener los ideales, cuando desaparecen compañeros periodistas, cuando no permiten la crítica, cuando una cara bonita te da las notas o cualquiera las escribe; en general, si no se alza la voz y no se propone algo, seguiremos en decadencia.

¿Cuál es tu propuesta?

A groso modo, puedo decir que Antonio Gramsci le daba peso al trabajo del intelectual, como guía en el desarrollo de las revoluciones, en general, la comunidad universitaria debe elaborar campañas y ser orientadora de las problemáticas del pueblo con el pueblo.

¿Por qué crees que la comunidad universitaria es responsable del papel que mencionas?

Porque poco a poco va conociendo cómo se maneja el país, falta la ejecución, nada es perfecto, pero la utopía debe ser una base.

De los poemas que me compartiste, ¿cuál es el que más te gusta?

Volver a dormir y El Poeta, el primero por un grato recuerdo y el segundo lo considero una terapia psicológica en prosa.

¿Qué piensas de las mujeres periodistas?

En términos generales, la mujer ha sido capaz de salir adelante a pesar de las trabas del sistema machista (en nuestro país), el ejemplo de Aristegui obedece a la importancia que cada una se da.

¿Crees poder vivir de sólo escribir poemas?

No, me gusta más escribir cuentos. Tampoco me gusta quedarme quieto; me gusta la fotografía, analizar lo que pasa en la TV, criticar mi lado apasionado del fútbol.

Nada Personal 

Cuando comencé a impartir cátedra en la UAPH, Lucho tardaba en digerir mis preguntas, quizá se asustaba, quizá me odiaba por exigirle que leyera y contestara lo que cuestionaba abiertamente, quizá mis métodos pedagógicos como docente eran en ese momento los peores para él, pero yo sabía que, en ese momento, en esa clase en particular, Lucho era el único que tenía la respuesta, porque quizá era el único que leía el periódico por las mañanas o quizá por otras razones, pero ese día sus nervios mataron sus neuronas, a las 1o de la mañana, no pudo contestar.

Confieso que amaba desordenar átomos de todos ellos para despertarlos antes del temblor; que me observaran llegar como una flecha salvaje y ver en sus caras temor, nada personal, era mi forma de tratarlos suavemente, de decirles que los quiero mucho y que me preocupaba y me preocupo aún por casi tod@s. 

Si quieren contactar a Lucho para que les comparta más de sus obras poéticas, crónicas, entrevistas, notas u otras letras, les dejo su correo: luishernan845@gmail.com

Nos leemos en la siguiente…

Leave a Reply

Your email address will not be published.