YouTube es de esos lugares mágicos en los que te puedes perder semanas enteras  y, dependiendo de qué generación seas, puedes ya sea ver al Werever Tumorro como todo un Millennial, escuchar música como un maldito animal (nunca vamos a condonar que nadie escuche música en playlists de YouTube) o ver películas, muchas veces de dudosísima procedencia que alguien subió a la buena de Dios (vamos, no las subió la Paramount.)

Yo soy de ese último campo. En general pago siempre por la renta de películas en Netflix, Hulu o Blockbuster, es raro que compre una película pirata, salvo que no la pueda encontrar por ningún otro medio i.e. Amazon, Criterion, Mix UpEl Péndulo o con amigos. Curiosamente, he visto bien buenas cosas que no están en casi ningún otro lado y me siento menos mal al no tener que haber recurrido a un torrent.

To Live and Die in L.A.- Del maestro preciosista de lo técnico, William Friedkin, responsable de la dirección de El Exorcista, Sorcerer y Bug (las últimas dos son buenísimas, pero siempre se han visto opacadas por la primera.) To Live and Die in L.A. es tal vez la otra cinta famosa del realizador y es un clásico del cine policíaco de acción, sale Grissom flaquito y era un garañón.

Stay Tuned.- NADIE se acuerda de esta belleza, la idea es que El Diablo le vende a un fracasadísimo John Ritter una antena que lo llevará de viaje por la señal UHF del Infierno. Salvo un par de sketches fallidos (Salt N Peppa no tiene nada que hacer ahí, por ejemplo) el resto de la cinta es muy divertido, si bien se necesita un diccionario de late 80′s/early 90′s.

Solaris.- Para que no digan que no somos cultos, sobre todo porque el final entero de la lista es casi puro terror… Todo Tarkovsky está gratis en YouTube porque lo subieron los rusos. Esta versión está subtitulada y es la mejor cinta de ciencia ficción que no ha hecho Hollywood, punto.

Evil Dead.- No tengo más nada que añadir, es Evil Dead.

Night of the Living Dead.- Otro gran clásico que cambió la historia del cine de terror para bien. Antes esta gran cinta de George A. Romero, los zombies eran esclavos haitianos que estaban bajo el poder de un sacerdote Voudoun y después… Digamos que después vino lo bueno, lo triste es que Romero no se metió UN PESO por la cinta gracias a un error a la hora de registrarla. Sigue siendo genial.

Hellraiser.- Tal vez la mejor cinta de Clive Barker y una de las mejores películas de body horror. Tuvo muchas secuelas, pero Barker se desentendió a partir de la tercera y apenas está retomando el control creativo de los amiguetes de Pinhead, los temidos Cenobitas, para (pongan changuitos) echarse una secuela oficial basada en lo que está haciendo desde los cómics nuevos.

The Changeling.- Una historia de fantasmas muy sencilla, pero no por eso menos efectiva. Un hombre pierde a su familia en un accidente de coche que presencia y, tiempo después, renta un departamento con una historia desconocida y tenebrosa. Muy buena y, curiosamente, desconocida para lo bien lograda que está.

Leave a Reply

Your email address will not be published.