Netflix es un pedo,  todos sabemos bien que meterse a navegar por el popular portal de cine es un poco como irse de compras con la novia: son demasiadas cosas en un periodo muy grande de tiempo, es casi seguro que si no lo planeas bien, tu cerebro dará las nalgas mucho antes que tú y terminarás por ver un episodio más de The X Files (y por pelearte con la novia, sí, en ambos casos.)

Es por eso que yo, Chopi Poropi, te quiero recomendar algunas de las cosas que me he topado durante mis días de ocio en este estúpido portal con el cual pienso eventualmente casarme (en vista de que sí me entiende y paso mucho tiempo con él.) Recuerda checar el Netflix gringo y mexicano, algunas películas no están disponibles más que en uno o el otro, estoy casi seguro de que me acuerdo cuáles son, pero por si las moscas, chécale.

Amos pues, a darle que es mole de olla:

Livide.- Mi amigui Veisha, quien organiza el campamento de terror Noctambulante, ODIÓ Livide y dice que se les acabó la cuerda antes de llegar al final y que prefiere, en todo caso, Inside que es la ópera prima de los mismos directores. Héctor “Tomatazos” Otero dice que le gusta más este segundo esfuerzo que la primera y yo, que namás he visto ésta, les puedo decir que es una muy buena cinta con algunas de las imágenes más chingonas que he visto en mucho rato. No quiero decirles mucho, sólo básteles saber que es paranormal, que no tiene por qué hacer mucha lógica y que tiene un lado más dulce hacia el final… Esta sólo está disponible en Netflix mexa.

The Gate.- El terror ochentero es cabrón, mucha gente (entre ellos Ti West y Panos Cosmatos) nomás no lo supera y terminan homenajeándolo con muy buenas cintas que, de alguna manera, se han colado entre lo mejor en tiempos recientes por este regreso a una cierta estética menos pletórica de CGI. The Gate es the whole enchilada, la primera película de Stephen Dorf es una muy divertida película de terror con muy buenas animaciones en stop motion, una trama pendejona pero cumplidora y, sobre todo, ningún tipo de concesiones: a todo pinche mundo se lo carga la verga, como debe de ser. Netflix gringo.

Late Phases.- Una película de hombres lobo con una premisa muy cagada: los licántropos atacan una comunidad para retirados en la que vive un pinche soldado ciego chinguetas que, obviamente, es nuestro héroe. Está hecha con tres pesos, literal, pero está bien actuada y los efectos son decentes (y no digitales, cosa que se agradece.) No es de zurrarse de miedo, pero tiene buenas puntadas y es mejor que muchas palomeras que sí llegaron a salas citadinas. Netflix gringo.

Housebound.- Muy grata sorpresa fue para mí, que no tenía ni idea de qué iba, este thriller neozelandés sobre una chica que tiene que permanecer en arresto domiciliario en casa de su mamá y su padrastro. Técnicamente no es horror, pero sí tiene una atmósfera de miedo muy bien lograda, además de varias muy buenas puntadas. Mientras menos sepan sobre ella, mejor. Netflix gringo.

Triangle.- Si quieren ver un buen guión realizado correctamente, no pueden pedir mejor ejemplo que Triangle: una cinta de muy bajo presupuesto que se beneficia de una correcta dirección de actores y una puesta en escena correcta, si bien no espectacular (aunque los efectos no están nada graves, todo lo contrario.) Una tripulación de turistas se tiene que bajar de su velero, para pasarse a un barco “fantasma” en el que, sobra decirlo, se los carga el payaso porque película de terror… Pero hay una historia muy interesante detrás, muy bien planteada y con muchos giros bien logrados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.