Desde hace una semana aprox, aquellos que odiamos la oferta mexicana de Netflix notamos con terror que, en efecto, el titán del streaming tiene bloqueado Hola.org y casi cualquier VPN, de hecho el estimado es que actualmente están bloqueando de manera activa a un 84% de sus usuarios. Esto es algo que tarde o temprano tenía que pasar, pero que (si uno le hace caso a Netflix) es algo bueno porque la idea detrás de perseguir activamente a los bloqueadores de IP es que, ¡chan chan chan! Ahora sí de verdad habrá contenido global i.e. ¡EL MISMO CONTENIDO EN TODOS LOS NETFLIXESES!

Zúmbale, Bananín. Más de uno habrá dicho “ay, ajá” en voz alta, pero de verdad ese ha sido el anuncio de los CEOs de Netflix y todo parece indicar que, si hay alguien que puede lograrlo, serían justo ellos debido a la popularidad que tiene este servicio. Es una cosa muy curiosa cómo funciona todo esto porque, la neta, es medio que de la Edad Media:

En teoría, que hayan distintas fechas de salida y territorios que tienen este u otro contenido es algo que deciden las distribuidoras que son, pfff, ¿cómo decirlo? Una de las partes más”importantes” de los estudios cinematográficos y los que dicen cosas como: “ah, no, The Witch tuvo equis cantidad de backlash con el público gringo porque no era de ‘miedo, miedo,’ es mejor que no la estrenemos en México como teníamos planeado.”

El pedo es que han habido cambios notables que van en contra de ésto y de las estúpidas fechas de estreno oficiales, el mercado ha indicado en tiempo real (una y otra vez) que no pasa nada con los estrenos simultáneos en VOD, Bluray y cines, pero la gente detrás de las salas cinematográficas están duro y dale con que los estrenos simultáneos “van a matar a los multiplexes.” Así que se siguen manteniendo la división territorial de contenido y la diferencia de fechas de estreno a nivel mundial.

Habrá que ver qué tan cierto es que Netflix tiene el peso suficiente para inclinar la balanza hacia un catálogo mundial, por mientras tendrán que rifarse viendo lo que hay o, que no es una verdadera opción, ver si Blim está mejor que su campaña publicitaria, claro, mucha otra gente recurre a lo mismo de siempre: la piratería, pero parece que ya por fin lo entendieron los de Netflix y que, si no sólo le hacen caso a los que sueltan los dineros, los estudios y distribuidoras para allá van.

Leave a Reply

Your email address will not be published.