Cuando se habla de deporte profesional, sobre todo el estadounidense, se habla no sólo de duros entrenamientos, talento, tenacidad, disciplina, buena alimentación y demás deberes físicos y mentales. Para bien o para mal, atrás de todo ello hay un negocio, una industria millonaria que se mueve utilizando a los deportistas sobresalientes.

Este asunto ha sido retratado en más de una ocasión por el cine, de este modo ha cambiado nuestra perspectiva de lo que parecería ser únicamente sudor y trabajo en equipo. Como es un tema por demás interesante aquí te presentamos una pequeña lista de filmes acerca del deporte en donde lo que menos importa son los deportistas.

1.- Moneyball. El gerente general de un equipo de beisbol que ha sido derrotado temporada tras temporada decide hacer un relanzamiento, para ello tiene que reclutar a los mejores jugadores, la cosa es que tiene muy poco presupuesto y el método que emplea para escogerlos es muy particular.

2.- Million Dollar Baby. Ésta tiene un poco de las dos cosas: una historia de vida emotiva y el lado cochino del deporte (la corrupción). Una boxeadora se entrena fuertemente y cuando le empieza a ir bien, ¡puuuuum! Knockout.

3.- Jerry Maguire. ¿Quién no recuerda el “show me the money”? Un manager es despedido de una importante empresa de promoción de deportistas, así que empieza sólo con un cliente, un jugador de segunda categoría que añora subir a primera y ganar mucho dinero.

4.- Draft Day (llegará a México en un par de semanas). Está por ocurrir el evento en el que todos los equipos de futbol americano seleccionan a los jugadores universitarios destacados para contratarlos; el gerente de un equipo venido a menos tiene que planear la mejor estrategia para salir bien librado de esta rapiña de futbolistas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.