Eran mis primeros días en el primer piso de la oficina, entonces sonaron una serie de pop hits de los ochenta y noventa al más puro estilo de Kabah, Backstreet Boys, OV7, Timbiriche, entre otros, pero el momento cumbre llegó cuando tocó el turno a Julión Álvarez y alguien dijo: es gusto culposo, pero ya quítalo, no lo soporto tanto tiempo.

¿Y quiénes somos para negar a nuestros oídos cierta música? ¿Qué criterio usamos para decir que cierto estilo, cierta banda o cierto cantante deben ser considerados como gusto culposo? Si los más grandes rockeros tienen muchos y … ¡hasta lo presumen!

Sí, al “malote” de Marilyn Manson le gusta ni más ni menos que Justin Timberlake, Amy Lee, de Evanescense, goza con las más pegajosas rolitas de Rihanna y Bruno Mars, Chris de Motionless in White disfruta del rap de Eminem. Quien tenga duda de estos gustitos puede ver el video en Fuse.com


El dueto formado por Katy Perry y Snoop Dogg con su “California Gurls” representa una culpa musical para Slash quien tiene en su currículum ni más ni menos que a Guns and Roses y Velvet Revolver y qué decir de Hell Yeah, ellos aman a Christina Aguilera.

Aunque resulte increíble, a un grupo gótico como Lacuna Coil le agrada Lady Gaga… ¡Agárrense! Que a los integrantes de Sixx: A.M, el proyecto paralelo del bajista de Mötley Crüe (Nikki Sixx) les gusta ni más ni menos que Justin Bieber y LMFAO con su pegajoso “Sexy and I Know It”.

Y eso no es todo… ¿Se imaginan al líder de sus satánicas majestades meneándose a ritmo de K-Pop? Pues sí, Mick Jagger es un gran fan de ese estilo musical, según lo reporta el diario El Informador de Guadalajara.

La Princesa del Pop es una de las favoritas de los rockeros, pues ni por pertenecer a bandas de la talla de Nirvana y Foo Fighters a Dave Grohl le da pudor su gusto por algunas de las canciones de Britney Spears, al igual que Michael Starr de Steel Panther escucha con mucho placer a la diva.

Quizá para quitarse ese sentimiento de culpa, la postura de los integrantes de Slipknot podría ayudar, ya que afirman no tener un gusto de este tipo, “pues nada de lo que escuchan les provoca vergüenza alguna”. ¿Tomarías la misma?

Y si de gustos culposos se trata, confieso a la usanza de los mencionados rockstars, que aunque haya escrito en algunas de las revistas más rockeras de este país y mi reputación musical esté en juego, mientras redactaba este artículo precisamente escuchaba a Julión Álvarez… ¡y su norteño banda! ¡Y lo digo sin pudor, él es mi gusto más culposo! ¿Cuál es el tuyo?

One Response

  1. Omar

    Verga. Perdió todo valor ocioso este texto cuando es mencionada la morra de esa madre de Evanescense, su banda no alcanza siquiera a ser culpable.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.