No les voy a mentir, siempre creí que el reggae había nacido de ritmos relacionados con la cumbia, que un día un ‘fulano’ desterrado de su país había llegado a revolucionar ritmos a Jamaica. Bueno, quizá estaba muy pasada cuando me inventé esa historia, finalmente una hipótesis.

Dicen por ahí que el reggae viene del mento, un peculiar ritmo que bien puede comenzar con las suaves cuerdas de una guitarra y terminar con un alegre saxofón. Y pocos lo saben, pero el mento, a la fecha, sigue siendo la principal expresión musical en Jamaica. Ajá, no el reggae.

En 1930 fue importado a Kingston por músicos ambulantes que le aportaron un toque latino, (creo que de ahí mi hipótesis acerca del fulano exiliado), pero también de esclavos expulsados de África, de ahí las primeras letras que hablan sobre pobreza, el exilio, discriminación y condiciones infrahumanas de vivienda.

La clase media jamaiquina veía mal al género y lo calificaban como ‘música rural y callejera’, y pues, sí, así era, pero siempre con un toque alegre y divertido, a pesar de la miseria en dicho país. Sin embargo, por ahí de 1940 fue aceptada por este rubro porque algunos músicos depuraron las sugestivas líricas de los ácidos pasajes, llenos de crítica y comentarios sociales, o de insinuaciones eróticas y de crónicas sobre la vida social y política de Jamaica.

Esto último no es nuevo y no sólo pasó en Jamaica, sucedió en diversos países, entre ellos el nuestro. Qué feo que la gente no aguante la música contestataria. En fin, ¿quieren escuchar más de esta maravilla?

¡Va!

Con esta me dan muchas ganas de bailar en la oficina:

¿Es parecidísimo al calipso, no? La única diferencia entre ambos es que el mento no está influenciado por géneros españoles y del caribe (y sí, también de Colombia y otros países de Sudamérica). Quizá de ahí mi confusión por la mescolanza de ritmos y lo que, más bien tendría que investigar o explicar es el calipso, aunque no hay gran ciencia en éste. Me atrevería a decir que es su hijito también, pero el mayor, aunque realmente son primitos.

Ya por ahí de 1960 nacieron los ‘hijitos’ del mento, sí, el reggae y el ska; y para no hacer el choro más largo, si tienen dudas acerca del mento, pregúntenle a Chuck Pereda, él sabe más -> @chuckpee.

¿Recuerdan a  The Skatalites? ¡Pufff! yo sí, los creadores (para mí) del Ska (y el único #ska que me gusta).

¿Me llevan a Jamaica?

Nos leemos en la siguiente…

Leave a Reply

Your email address will not be published.