Amo tanto mi iPhone 5… MOMENTO, ¡ya viene el nuevo! Ayer Apple reunió a media humanidad en Cupertino, California, para confirmar lo que todos ya sabíamos: la aparición del nuevo iPhone en sus dos versiones: una normalita que todavía nos cabrá en los bolsillos de la ropa y otra que más bien parece un hijito del iPad Mini, sí, me refiero al iPhone 6 Plus.

Todo iba muy bien hasta que nos dimos cuenta de algo que, además de hacernos sentir viejos, destrozó nuestros corazones: Apple ha descontinuado el iPod Classic ese artefacto por el que ahorramos tantas mesadas y después quincenas, el mismo que nos sigue acompañando en las fiestas y en los trayectos de la casa a la escuela o a la oficina.

Ese maravilloso reproductor de 160 GB de capacidad ahora será una reliquia, es por ello que me puse a pensar en las cosas que lo hacen tan especial:

1. Es del tamaño de un celular

Tal vez muchos de ustedes ni siquiera tocaron un discman —mucho menos un walkman— así que puede que no entiendan lo estorbozos que eran.


 

2. Toda la música en nuestro bolsillo

Suena tan pero tan vieja la idea de andar cargando CDs en nuestras bolsas o mochilas pero así era, si recorrías largas distancias y querías ir escuchando tus canciones favoritas tenías dos opciones: escoger un par de discos o armar uno con los hits del momento.

El iPod Classic nos dio la oportunidad de armar un mapa musical con todo lo que nos gustaba, agregándole descubrimientos sin necesidad de borrar nada, ¿alguien ha vuelto a usar un iPod viejito?… seguro lloraron.


3. ¡El botón!

Las nuevas generaciones de usuarios de iPod no van a entender lo que significa este sonido:


Girando y pulsando el botón central hacíamos lo que fuera en nuestro iPod. [Ya me dio nostalgia]. Así eran las cosas antes de las touch screens.

 

4. Realmente cumplía su cometido: escuchar música

No se conectaba a internet así que los usarios del Classic no necesitábamos Wi-Fi para realmente sacarle provecho, simplemente servía para escuchar música e igual y usarlo como reloj o cronómetro. Así que la batería rendía demasiado.  

 

5. Adiós a los mini juegos

Si no saben a lo que me refiero y tienen un Classic cerca entren a la parte de Extras en el menú. Este iPod sí tenía juegos y el mejor de todos ellos era iPod Quiz porque te armaba trivias con la música del reproductor.

La verdad a mí si me parecía MUY divertido. También trae solitario y otra cosa que se llama Klondike, y el control para jugar era —obviamente— el botón/ruedita.

Así que si tienen uno o varios iPods lo que deben hacer es cuidarlos como su cartera en quincena, ya que no podrán comprar otro. Obviamente en algunas tiendas como El Palacio de Hierro o Best Buy los seguirán vendiendo hasta agotar existencias.

Leave a Reply

Your email address will not be published.