Decir fashion faux pas en plan serio es una invitación a que se burlen de ti, digo, salvo que seas el tío gay más amado del mundo de la moda (estoy hablando de TimMake It WorkGunn,) pero hay errores de moda que sí pueden tumbarte el mejor outfit en el que puedas enfundarte por más caro que sea:

LOGOS, LOGOS everywhere.- ¿Han entrado a Bebe? ¿No? Pues resulta que tiene unos vestidos muy chulos para morra que ni están tan caros… Ah, pero lo que se vende como pan caliente es la pinche camiseta que dice Bebe en las chichis, a los vestidos ni quien los pele porque no tienen el logo que testifique que entraste a Bebe y compraste algo (lo más barato y más feo, by the way.)

Principales ofensores: Bebe, A/X y hasta Obey y Stüssy (a huevo, no nomás porque seamos hipsters nos libramos de ésta) y, uno de mis pet peeves más cabrones, el celular de Ferrari, ese no tiene perdón divino.

MARCAS, puras MARCAS.- Que algo sea de “marca” no garantiza nada, más allá de que esa marca dio el sí para que se produjera. Ni todo lo que sacan las marcas “premium” es increíble, ni necesariamente está mejor hecho, hay marcas caras que han pasado por periodos muy gachitos o que están mal hechas durante una temporada por cambios en sus proveedores, así que lo más sensato es comprar por modelo y calidad en específico.

Principales ofensores: Esos vatos que están enfundados de una sola marca de pies a cabeza… lo mismo el oficinista Zara, que el señor Lacoste.

El camel toe, el ca-male toe y los muffin tops.- Que no es sino usar ropa que no es de la talla correcta, un servidor tenía un maestro que traía siempre el cofre del Bochito a todo lo que daba y era porque se ponía pantalones muy chicos que también le quedaban cortos de la valenciana y, bueno, el muffin top es querer a huevo entrar en una cintura que hace mucho abandonaste (o te abandonó.)

Principales ofensores: Una sorprendente cantidad de señoras y señoritas que no se revisan las partes pudendas o las lonjas antes de salir de su casa.

Descanse en pants.- Tienes clase de 7 en la Ibero y vives por el Estadio Azteca, güey, para qué haces el menor esfuerzo, vete en pants y ya. Es domingo y tienes que ir al Starbucks a desayunar (ya desde ahí empezaste mal,) ¿ropa? Obvio no, pants. Si no estás haciendo ejercicio, los pants salen sobrando y te hacen ver como que estás deprimido.

Principales ofensores: Todas las chavas que tienen clase de 7, goeeeeei, es sorprendente que salgan casadas de las carreras.

Chayo, el de los chors y las patas de gallo todo el rayo.- Es como que la versión masculina del “descanse en pants.” Llega el sábado, broder, y te enfundas en un combo cargo shorts/chanclas de pata de gallo TODO. EL. FIN. DE. SEMANA. ¿Comida en restaurant caro? Chor y patas de gallo, ¿Cine de noche, con lluvia y chingos de frío? Chor y patas de gallo. No sé cómo no les ha dado pulmonía.

Principales ofensores: No es por tenerle mala fe al fucho, pero por lo que he visto son todos los vatos que han comprado una playera de la selección y/o de su equipo de futbol favorito.

Los lentes rectangulares “invisibles” a la Felipe Calderón o #RenunciaCalderón.- El lema de L.A. Eyeworks es muy sencillo  y bonito “la cara es como una obra de arte, merece un gran marco.” En general los lentes rectangulares son súper equis y no le quedan a todo mundo, pero además, por qué desperdiciar una oportunidad de encontrar unos lentes que te favorezcan o que expresen tu individualidad.

Principales ofensores: Felipe Calderón, todos los hosts de CNN y Ópticas Lux por sólo pinches tener lentes rectangulares de todas las marcas habidas y por haber.

Tenemos una mamá pidata.- Es la mala apropiación de algo que, desde el principio no es importante, esa señora que sí tiene una bolsa Louis Vuitton original llena de LVs por todos lados, tampoco sabe vestirse bien. Así que lejos de intentar copiarla por todos los medios, es mejor usar tu dinero en otras cosas que sí son importantes.

Principales ofensores: toda esa gente que piensa que de verdad es importante que diga DKNY por algún lado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.