¡Ese color te aprieta!

foto-5

 

Seguramente, en más de una ocasión te ha pasado que te cruzas con una persona que cuando la ves sientes que te va a dar un calambre en el ojo; puede que no esté usando nada fuera de lo común, pero aun así, algo en ellos no se ve del todo bien, es entonces cuando te das cuenta que es ése tono morado tan fuerte que le hace parecer como salido de algún documental. Así que, si quieres evitar ser esa persona, lo primero es conocerte; todos los tonos de piel tienen sus pros y contras, sólo tienes que saber que colores van mejor con el tuyo, y es que si la naturaleza nos hizo de una manera, ¿por qué desafiarla?

Tonos claros

Esta categoría es para personas con color de piel pálido o un poco rosado ; es ese tono de piel ‘Gasparín’ con el que te puedes ver las venas de casi todo el cuerpo. Para este tono de piel lo importante es hacer contraste; los colores como el rojo, azul, rosa y marrón en tonalidades fuertes (sin ser estridentes) te harán resaltar. Para la época de verano puedes jugar con los tonos intermedios de estos colores y si tienes ojos o cabello claros, un verde en tono medio hará que resalten, lo importante es siempre combinarlo con prendas más llamativas para que no des la impresión de querer verte igual que la aburrida pared gris de tu oficina. El negro siempre se ve bien en todos, al igual que el blanco, solo ten cuidado porque también puede agregarle palidez a tu piel. El color que siempre debes evitar es el amarillo en todas sus tonalidades. 

saco rojo
sueterverde

Tonos intermedios

Éste es, en mi opinión, el mejor tono de piel ya que se ve bien casi con todo. Aquí entran los “apiñonados”, que son personas con un tono más bronceado en la piel, sin entrar en la categoría de morenos. Para este color lo mejor son los tonos intermedios de rosa, salmón, turquesa, gris o amarillo, que pueden hacer buen contraste con tu piel o también te pueden hacer ver un poco más pálido si es el efecto que quieres lograr. Lo padre de este tipo de piel es que también puedes jugar con tonos más fuertes de azul o marrón para lograr que tu piel se vea de un color más intenso, ayudándote a llamar más la atención. Intenta evitar el beige y el café en tonos intermedios ya que pueden hacer que tu piel se vea apagada y triste.

saco salmón
saco azul

Tonos morenos y obscuros

En este tipo de piel entran los que se broncearon un poco de más; este tono de piel es al que últimamente se le están haciendo más combinaciones y que, con los colores correctos, puede lograr un contraste genial. El color que más me gusta es el blanco, aunque si tu intención es que tu piel se vea más clara, lo más recomendable son los tonos bajos o medios de gris y café. El verde en un tono medio y mate es una buena opción, al igual que los colores pastel. Y si te sientes un poco más atrevido, puedes jugar con colores más brillantes como el naranja o el coral en tonos neones. Por último, el negro –como ya lo dije– es un color que se ve bien en todos aunque debes tener en cuenta tus facciones, ya que puede endurecerlas un poco y siempre recuerda combinarlo con otros colores más claros. Los colores que debes evitar son el morado en todas sus tonalidades y el rosa en tonos medios y bajos.

foto 6
saco negro

Todos los tipos de piel tienen sus pros y contras, ninguno es mejor que otro, recuerda que lo que le funciona a unos, no necesariamente le va a funcionar a todos, al final siempre debes ponerte algo con lo que te sientas cómodo. No olvides que de errores se aprende, así que no dejes de experimentar.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.