Antes de que brinquen, sí, este artículo es originalmente de la Complex, pero vamos a incluir una versión mexicanizada para que valga la pena. Así que,  vamos a traducirla como lo haría La Reclu con los Grammys: en tiempo real. De manera que el ítem de ropa tal cual aparece en este clip quedará así del lado derecho y en negritas, a su izquierda estará lo que usamos en México si es que se puede traducir, en caso de que esté igual sólo comentaremos al respecto  y en dado caso de que NO tenga traducción, haremos nuestro mejor esfuerzo.

La lista completa original de la Complex es así:

La traducción simultánea es así:

Esos shorts con los que se te ve el pito. No se usan, acá los señores usan pants que hacen ese ruidito: “cuishi, cuishi.” Apestan.
Esa camisa brillante que usas en el club. Otra que no se ve, pero qué tal las godinescas de rayitas abiertas a medio pecho.
Ese suéter demasiado grande que tu mamá te compró en Navidad. El suéter con cierre y medio cuello de tortuga.
Esas camisetas motivacionales que dan los gyms en Año Nuevo. Las t shirts para corredores de Nike.
Ese sombrero con marca de cerveza que llevas a la playa. Me duele, pero gorras de béisbol… :C
Skechers. Acá lo que usamos son Crocs, Toms y mocasines, pero hemos mencionado los Skechers también.
Esa camiseta que usas irónicamente, pero que nadie podría asegurarlo. Las camisetas de Frida hipster que se robaron de ese pobre ilustrador chileno y que se venden en Kichink.
Esa fedora que usas pensando que indica tu mentalidad de “la clase es para los hombres, el swag para los chavitos.” Esa misma fedora que en realidad es un trilby y que Samo usa porque douchebag gigante.
Pantalones de pijama en público. ¡Duh!
Miles de brazaletes al mismo tiempo. Salvo que seas Johnny Depp.
Ropa con la frases del momento. Las playeras marca “Ay, Güey.”
Tu gafete al cuello. ¿Eh, Godínez?
Cinturones de tela que cuelgan hacia tu pito. Se los he visto a vatos más mirrreyes, pero mi pet peeve son los A/X.
Una bufanda cómicamente grande. Eso no pasa más que con Lenny Kravitz.
Calcetines altos si no estás jugando basquet. Territorio: papá en vacaciones, que son con chanclas además.
Pantalones que no has llevado al sastre que cuelgan en tus caderas y se hacen bola en tus tobillos. Godínez alert.
Las sudaderas del viaje de generación a Oaxaca con el Colegio Madrid. Yo tuve dos.
Una tank top cortada de los lados, tu proyecto más cabrón de DIY. Esas las usa el mamado del gym y “EW.”
Camisetas que prueban que eres listísimo. Esas las usan los de ciencias, los doctores, los matemáticos y los nerds.
Jeans corte de bota. Ya te lo habíamos advertido.
Ese suéter smedium (small/medium) que tú juras te hace ver “fuerte.” También soy culpable y no, no me veo fuerte.
Shorts baggy de surf cuando no estás haciendo surf. Ponte un traje de baño normal, no tiene que ser un Speedo.
Cualquier cosa que tenga bolsillos “cargo.” También lo hemos dicho hasta el cansancio.
Camisetas sexistas. No tendríamos ni que explicarlo.
Ítems que comentan apropiación cultural. No tendríamos ni que explicarlo.

Pero, para que no piensen que somos unos huevones, una encuesta rápida en la oficina arrojó varios resultados más:

Las playeras con hoodie.
Las playeras de mascara de luchador y las marcas de Blue Demon o el Santo, esas qué.
Ligas en el cabello, porque no tienen por qué tener el cabello largo.
Las esclavas con tu nombre.
Los Converse.
Las corbatas supergordas de conductor de programa de deportes.
Los tenis de Zara o Pull & Bear o demás parecidos.
Las playeras de fútbol.
Tenis de fútbol si no estás jugando fútbol.
Playeras cuello en v de mamado, súper profundas, onda “te puedo ver el ombligo o el chile.” Así:

Saturday Night Live: Digital Short “V-Necks” from Alexander Serpico on Vimeo.

Todavía tenemos otra lista entera de cosas que NO usar en esta liga, estas son pasando la veintena.

Recuerda pasarte esta lista por el arco del triunfo si no estás de acuerdo con ella, de la moda lo que te acomoda y nadie sabe mejor que tú que cosas te quedan, salvo que no sepas, en cuyo caso nunca tendrás novia y morirás solo sin haberte reproducido, eso sí, con una gran colección de pornografía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.