Mmmmmmmh… malteaaadas (léase como Homero dice “mmmmmh… rosquiiiillas…”, y trate de evitarse la caída de baba). ¿¿Hay algo acaso más rico y refrescante??

Creemos que no, pero siempre hay algunas que son mejores que otras. Por eso, y para disfrutar al máximo las mejores malteadas del D.F., aquí te damos algunas opciones con la ayuda de la Fundación UNAM, contando con nuestra experiencia y gracias a una exhaustiva –y deliciosa- investigación del equipo de El Salvavidas:

-Barracuda. Con aires clásicos y estadounidenses, Barracuda ya ha conquistado el corazón del DF (metafórico y literal) con sus malteadas ligeras o espesas, con una Naranjada Nice (helado de vainilla y jugo de naranja, por 75 pesos) como especial de septiembre. Se encuentra en Nuevo León, 4A (Condesa).

Foto: Facebook de Barracuda Diner

Foto: Facebook de Barracuda Diner

-Roxy. Bien tradicional en Ciudad de México, sus malteadas también pueden ser espesas o ligeras y van desde los clásicos sabores de chocolate y vainilla hasta el de cereza o descubrir uno nuevo. Ve a por una si te encuentras en Polanco (Emilio Castelar, 7) o Condesa (Tamaulipas, 161).

-L’encanto de Lola. Desconfía del nombre de la calle en que se encuentra (Amargura, 14, col. San Ángel) y después de una de sus típicas tortas disfruta de malteadas como la de Gansito, o las de cereal, fresa y chocolate. Entre 80 y 110 pesos.

-Chomp Chomp. Galletas, pay de queso, brownie… pueden ser un buen complemento a malteadas –con leche entera, deslactosada o de soya- que te sorprenderán desde el nombre: Aguakaty Perry (aguacate con romero), Snoopy (crema de cacahuate con frutos rojos), cha cha chai, heavy menta… o las de alfajor y la de naranja con jengibre. Localización: Río Ebro, 89 (col. Cuauhtémoc).

 

Foto: Facebook de ChompChomp / Así de buenas están...

Foto: Facebook de ChompChomp / Así de buenas están…

-La especial de París. Fundada en 1921, si ha durado tanto será por algo. Recomiendan la malteada de vainilla de este local barato y clásico que se ubica en Insurgentes Centro, 117 (Colonia San Rafael).

-Butcher and sons: en Polanco (Virgilio, 8, local B) y Roma (Colima, 87, esquina con Orizaba) podrás probar (alguna de) sus muchas variedades de hamburguesas (11) y de malteadas: las spiked shakes con alcohol (como la Carajillo con helado de espresso y licor de café o la Fitter Happier, que combina galleta, chocolate y kahlúa), la de trufa y cardamomo o la de chocolate con plátano.

Ah, y tu mascota también lo puede disfrutar: sirven alimentos para perro y, si es su cumple, rellena un formulario y le darán un certificado de cumpleaños y sorpresas.

Foto: Butcherandsons.com / Malteada de choco con plátano

Foto: Butcherandsons.com / Malteada de choco con plátano

-Neve Gelato: pequeño pero agradable y con terracita, El Salvavidas recomienda la de cookies and cream (no aparece en la web, pero aseguramos haberla disfrutado) para acompañar los helados y postres. También están las de bacio –beso, en italiano-, nocciola –avellana-, caffé, cajeta, amaretto, amarena, coco, fresa, vainilla, chocolate. Antara, Condesa, Insurgentes, Santa Fe o Reforma 222 son algunas de sus muchas tiendas.

-Chiandoni: el exboxeador italiano Pietro Chiandoni lo fundó en 1939 en la Nápoles (Pennsylvania, 225) y desde entonces varios famosos han visitado este local para saborear sus malteadas o sus más de 30 tipos de helados, que se hacen con una crema líquida más ligera de lo normal. Todo ello rodeado del estilo de los años 50.

-Sanborns: sí, sí, qué feo queda poner un Sanborns como lugar de malteadas después de haber mencionado tienditas, terrazas, sitios italianos… Pero es que nosotros nos referimos, cómo no, al Palacio de los Azulejos. Uno de los pocos restaurantes en los que quizá mires más hacia arriba que hacia tu plato abajo. Así que si estás cansad@ de pasear por el Centro (se encuentra en Francisco I. Madero, 4), entra a disfrutar de su arquitectura, Historia y mural y de paso, con la excusa, disfruta de una malteada –que no están nada mal-… mirando a tu alrededor.

Foto: wikipedia.org

Foto: wikipedia.org

 

Y si con las malteadas quieres unas buenas hamburguesas al ritmo de rock & roll, no perdamos más el tiempo en hablar y mira aquí.

Ñam, ñam.

Leave a Reply

Your email address will not be published.