Antes, ponerle el cuerno a tu pareja era lo más fácil del mundo porque no existían ni Facebook ni Whatsapp. Hoy en día, estas herramientas nos han facilitado la vida, de eso no hay duda, pero también son la causa de 28 millones de divorcios, ¿por qué? Quizá porque somos muy confiados o porque no hemos sabido usarlas de manera correcta.

Es muy probable que muchos ni siquiera tengan culpa que ocultar, pero siempre, por alguna razón, hay algún mensaje comprometedor que sabemos que tu novi@ no debe ver ¡nunca! Por eso he aquí unas sabias recomendaciones para evitar que tengas broncas con tu quéver aunque tus contactos en Whatsapp solo sean tus “amig@s”.

  1. Pon contraseña a tu teléfono

Es muy fácil justificar esta acción; todos vamos de aquí para allá con el celular rodando. Puedes decir que en la oficina suelen hacer bromas pesadas, o que que eres muy olvidadiz@ y no quieres que tu móvil caiga en las manos incorrectas (incluyendo las de tu pareja).

  1. Ajusta la configuración de privacidad de tu teléfono.

Whatsapp tiene la función de avisar cuándo y a qué hora fue la última vez que un contacto envió un mensaje. Algunas parejillas tienden a ver este mensajito cada vez que les dice “ya me voy a dormir” o “tengo que apagar el celular”, pero resulta que después de haber dicho esto alguien te escribió y tuviste que contestar. Entonces, para que tu otro yo obsesivo-compulsivo no se altere pensando que le dijiste una mentira, ve a “Ajustes” en tu celular y modifica tu estado de privacidad para que este mensaje no aparezca.

  1. Si chupa, no whatsappee

Tan prohibido como llamarle a tu ex cuando has bebido. A la hora de enfiestar puedes caer en el grave error de mandar mensajes a quién sabe quién, de los que a la mañana siguiente ya ni te acuerdas. Esto puede ocasionar: uno, que te equivoques de destinatario, y dos, que tu pareja puede ver si, debido al alcohol, te pusiste a decirle cosas incómodas a alguien que no debías. Si vas a chupar, apaga el celular o mínimo desactiva el whats.

  1. Revisa tu carpeta de imágenes

No falta el individuo o individua que se pone a mandar fotos que no son agradables para el resto del mundo: Esa amiga que te mandó una foto superacá con su escotote (en el caso de los hombres), ese amigo que te mando un gif de un beso tronadote (en el caso de las mujeres) o hasta un inofensivo meme pueden ser conato de bronca. Antes de cualquier cosa, date un tiempito en el día o antes de ver a tu novi@ y borra las imágenes que creas, pueden hacer ruido.

  1. Acuérdate de borrar conversaciones

Sí, ya sabemos que no tienes nada que esconder, pero no falta. Es mejor prevenir que lamentar, así que si sabes que hay un alguien que a tu pareja le incomoda o tuviste una conversación que nadie debe ver, más vale que la borres. Así, si al obsesivo/obsesiva que tienes por pareja se le ocurre revisar tu teléfono, no habrá nada comprometedor que pueda encontrar para armarte un lío.

  1. Usa pseudónimos

Ok, sólo son “amigos”, pero ese “amigo” le choca a tu novi@ y más le choca que le mandes mensajes en la madrugada, así que para qué arriesgar. Usa un nombre que no cause problemas o que tu pareja no pueda identificar fácilmente, así como códigos de palabras que sólo tú y tu “amigo” sepan qué significan. Olvídate del tradicional “besos”, “te quiero”, “te extraño”, ponte creativo e inventa nuevas palabras, eso puede salvar tu relación.

  1. El problema de la doble palomita

Whatsapp es tan inteligente que le avisa a la persona que te escribió que ya viste su mensaje, pero a veces estás en una junta o en una charla muy interesante y no vas a ponerte a contestar en ese momento, sin embrago esto puede ser un problema, pues tu pareja puede pensar que viste el mensaje y te valió. No hay modo de evitar la doble palomita, lo que puedes hacer es tirarle un mensaje de “estoy en junta”, “dame un segundo” o marcarle y decirle que le regresas el mensaje en un rato más. Eso sí, asegúrate de hacer el paso 2, porque si le dices que estás ocupado, pero ha visto que le escribiste a alguien más en el mismo rango de tiempo, no te creerá y esto eso es receta segura para el drama.

Leave a Reply

Your email address will not be published.