Algunos ya estamos por llegar al tercer piso (y no me refiero al del edificio) y aún vivimos con roomies, pero ya vamos teniendo edad (y sueldo) de merecer una pedacito de tierra propio.

Entremos en tema, ¿cómo conseguimos un depa sin roomies en el DF?

Primero, tengamos una lista de musts y nice to have. A fuerza necesitamos una recámara, una cocina y una estancia, digo, para invitar a los cuates al open house. Seamos sinceros, es muy chic vivir en el corazón de la Roma con vista a la Plaza Río de Janeiro, pero a menos que seamos ahijados de Carlos Slim o dejemos el 85% de nuestro sueldo en la renta, no podemos pagar un depa para nosotros solos en esas ubicaciones, en condiciones normales.

renta

También está padrísimo que el edifico tenga gimnasio para mascotas, roof garden, concierge y tres pisos de estacionamiento, pero son cosas de las que puedes prescindir sin broncas. Así que es conveniente ubicar colonias céntricas y más económicas en las que podemos encontrar edificios muy decentes y a precios amigables. Al final no importa en qué parte de esta ciudad te encuentres, mientras haya estación de metro, un Oxxo enfrente, una lavandería a la vuelta y un súper a 3 cuadras, la armas. Aparte hoy en día todas las colonias tienen su callecita trendy en la que encuentras cosas padres.

El internet es una gran herramienta para encontrar un depa, pero no hay nada mejor que agarrar los tenis e irse a caminar por las colonias previamente ubicadas e ir apuntando números de depas en renta para ver varios y tener opciones. Muchos de ellos incluso los enseña el portero, entonces los puedes visitar sin hacer cita previa. Personalmente recomiendo los depas que tienen “trato directo”, evitas cargos e intensidades de agentes inmobiliaros.

portero

Y después de esto… ¿Ya tengo depa? Ño. Falta pagar el depósito, la fianza, el mes corriente y conseguir un aval con bienes raíces en el DF… Sí, un pain más, pero el último. Si un depa te vibra bien machín y ya visualizaste cómo acomodarías y decorarías cada rincón, no pierdas tiempo, habla con los dueños y déjales mil varitos de anticipo, así (casi) te aseguras de que no se lo van a rentar a alguien más.

Apresura los trámites, háblales a tus tíos que te pueden prestar sus escrituras, firma contrato, haz los últimos pagos y voila! todo estará listo para llamar al camión de mudanza y poner el tapetito de Welcome home en la entrada.

M2061M-1015

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.