Hola, soy Chuck Pereda y, aunque tal vez lo parezca por mi porte y elegancia casual, no soy un genio financiero como tampoco nado en dinero (a la Rico McPato,) sino que más bien soy un freelancer que trabaja muy duro y que sale al paso todos los meses con dos chambas, más las que le vayan saliendo aparte. Ahora bien, si hay UNA cosa que he aprendido y que me distingue del resto de los Godínez cool de segunda generación (dícese de aquellos que sí aman su chamba) es que tengo dos fondos de ahorro.

Pero, para no hacerla más cansada les diré ¿por qué sí es importante tener un fondo de ahorro? Principalmente porque soy freelancer, es decir, la mayoría de las veces no tengo contrato y no es necesariamente que mis empleadores sean unos monstruos desalmados que no me quieren dar uno, es más bien que las empresas con las que trabajo están en vías de crecimiento además de que son medianamente jóvenes si las comparas con negocios establecidos como Banamex o Liverpool (dos de los negocios más viejos de México); claro, esos dudes sí tienen contrato, pero también tienen horarios fijos, no pueden trabajar desde casa, no pueden tener más chambas y tienen que ir de traje (y me parece que también se les piden que usen litros de gel y zapatitos de punta cuadradita, pero no lo he podido confirmar.) Así que, supongo que son unas por otras: yo no tengo horario, no uso traje (ni gel) y puedo tomar más chambas además de que el playlist en mi oficina muy posiblemente entre en el top más cool de todas las oficinas alrededor del mundo (tenemos una tornamesa en la redacción, con eso les digo todo). Pero desde hace rato aprendí que si me quiero retirar nadando en dinero a la Rico McPato, tengo que tener un fondo de ahorro.

Claro, yo como muchos mexicanos también tengo derecho a tener Afore e IMSS, mi decisión por estos fondos de retiro en específico obedece a que, si bien me cuestan más, me ofrecen un retiro más holgado y, bueno, IMSS o Seguro Popular no tengo porque lo único que hice es pagar yo el seguro que me había sacado mi mamá cuando chavalín y que ella me había pagado puntualmente hasta que cumplí los 18. Debo decir que me hicieron el paro del mundo con mi operación de la garganta, me salió sustancialmente más barata gracias al seguro, la neta, y en los seguros, a veces vale la pena mantener la antigüedad porque te dan cierto trato preferencial si has pagado siempre a tiempo.

beatsbydre

Así es, amiguitos, TODAS las chambas de México tienen derecho a que les den un fondo de ahorro POR LEY. El hecho real es que no siempre estamos tan organizados los trabajadores (ni los jefes), pero como para fines prácticos SÍ es BIEN importante que tengas un fondo de ahorro y un seguro, investiga qué opción te conviene más, para esto te damos algunas ideas.

1. Si quieres (y si te llevas chido con ellos) platícalo con tus compañeros de la chamba, pregúntales por el suyo y averigua si en tu empresa hay algún beneficios.

2. También es importante que revises más de un par de opciones (los bancos siempre tienen fondos de ahorro y te lo hacen saber en sábado a las 11 de la noche llamándote a tu celular, casual) antes de tomar una decisión al respecto.

3. Consulta en la Consar, ellos pueden darte uno que otro tip sobre cómo empezar a ahorrar en uno de estos fondos y cuál es el que más te conviene.

Yo tengo dos: uno sólo se paga todos los meses y el otro también, pero este segundo entra a la bolsa de valores y con él puedo ganar más o quedar tablas y, en teoría, no puedo perder, aunque debo confesar que éste me da más nervios que el primero. La idea básica detrás de estos y (casi) todos los fondos de ahorro (incluso los del gobierno e igual que con los seguros de vida) es que son como una tanda profesional gigantesca en la que no rifan reproductoras de DVD o baterías de cocina, sino retiros y estancias en el hospital o un porcentaje de tus gastos médicos; nuestras mensualidades pagan el retiro de los que están yéndose a la banca el día de hoy, alguien más habrá de pagar cuando nos toque no levantarnos a las 6 para corretear la chuleta. Aunque, ojo, ésta es la versión súper simplificada de cómo trabajan, hay minucias y detalles prácticos, pero de todo ésto pueden encontrar más info en éste artículo escrito por un exdirector de carteras de fondos de inversión en Valencia, España.

También les dejo esta liga para que sepan cómo funcionan las Afores, está escrita por la Profeco (de quien soy fan, la mera verdad) y es de muy sencilla lectura y les tomará menos de 20 minutos.

No sé ustedes, pero yo estoy feliz de estar viendo por mi futuro, sobre todo a sabiendas de que no importa cuántas veces cambie de chamba, si me administro bien, mi retiro está asegurado y esto es, en definitiva, de las pocas cosas sensatas que he logrado como adulto funcional (además de tener lleno el refri y usar persianas de verdad y no las de papel con autoadhesivo que venden en Home Depot.) Anímense a entrarle, se lee mucho más complicado de lo que en realidad es y hay para todos los bolsillos, es más, para que le pierdan el miedo les dejo también otras ligas para que revisen un par de opciones al respecto:

Allianz
AXA
Zurich

retirobig

Leave a Reply

Your email address will not be published.