Aquí en el Salvavidas ya te hemos hablado de tatuajes en otras entradas, en donde te hemos recomendado dónde hacerlo y cómo cuidarlo. Ahora, lo que vamos a ver aquí son los puntos que hay que tener en cuenta previo a tu primer tatuaje.

1. Ve al doctor. Días antes debes hablar con un dermatólogo para saber si tienes alguna condición médica que pueda complicar el proceso del tatuaje. Recordemos que no todo el mundo puede hacerse uno.

2. Pregunta. Cuando uno hace su cita normalmente visita el estudio y aprovecha para habla con el tatuador sobre el proceso que llevará a cabo, qué agujas usará, la tinta, ungüentos que puedes usar posterior al tatuaje y maneras de cuidado. No te quedes con ninguna duda. Recuerda que es TU cuerpo y tienes todo el derecho de saber qué va a pasar con él. Incluso si no te queda claro algo vuelve a preguntar, así tú te sentirás más cómodo a la hora de que te hagan el tatuaje.

3. Nada de alcohol. Es altamente recomendable que evites tomar alcohol o cualquier analgésico 24 horas antes de hacerte el tatuaje. Las bebidas como cerveza o analgésicos como la aspirina diluyen tu sangre, lo cual provoca que sangres más mientras te tatúan.

4. Come. La mayoría de las sesiones suelen durar más de una hora, por lo que es una buena idea que vayas bien comido, no cambies nada tu dieta normal, sólo trata de evitar un poco las grasas. De hecho no estaría nada mal que entres con unos cacahuates o algo parecido, ya que en muchas ocasiones hay que parar la sesión por tantas horas que son.

5. Prepárate para el dolor. La pregunta del millón. Sí, duele y será mejor que te vayas mentalizando. Claro que hay zonas que duelen más, no es lo mismo tatuarse las costillas a el brazo, pero siempre existe un ligero dolor. Una forma de dejar de pensar en ello es tener tu celular cerca con toda la música que te gusta para que ignores un poco el dolor. Si llegas a sentir un dolor incontrolable no dudes en decirle al tatuador que se detenga y te permita tomar aire.

5. Ve acompañado. Al ser la primera vez que van a correr una aguja con tinta por tu cuerpo, es normal que te encuentres un poco asustado. Lo mejor para poder sobrellevar este hecho es ir acompañado, ya sea de tu amigo(a), novio(a) o cualquiera que te inspire confianza. Tenerlo a tu lado te servirá para platicar y ayudarte a olvidar el dolor que sientes mientras te realizan el tatuaje.

6. Sigue instrucciones. Quizá es algo muy básico, pero hay gente que aún no entiende que si el tatuador lo dice es porque es cierto. Siempre debes seguir al pie de la letra las indicaciones que tu tatuador te dé durante y después de la sesión. Recuerda que él es el experto y todo lo que te diga es para poder llevar de la mejor manera posible la sesión.

Ahora que sabes todos estos puntos, ya puedes ir a hacerte el primero de muchos tatuajes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.