Son las 7:30 de la mañana y los primeros rayos de luz que entran por tu ventana iluminan tu descansado rostro… MOMENTO.

¡Son las 7:30 de la mañana y tienes media hora para estar en la escuela!… que por cierto está muuuy lejos de tu casa.

Tan bonita escena que ya nos estábamos imaginando pero no tenía que ver mucho con la realidad, de nuevo te quedaste dormido y como sería bastante incómodo que te durmieras con la ropa puesta (además del olor a cama, ¡qué asco!) es tiempo de implementar esta técnica.

Al parecer mucha gente en el mundo sufre del terrible problema de dejarse secuestrar por las cobijas cuando más temprano tienen que levantarse, así que hubo un chavo asiático que decidió perfeccionar el arte de ponerse los pantalones sin usar las manos.

Calienten bien los músculos porque con mucha práctica seguro podríamos lograrlo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.