Hace tanto calor que a nadie le caería mal una cerveza, ¿cierto?… bueno, a los que no beben no pero lo que puedo asegurar es que todos estamos soñando con una bebida que nos haga sentir fuera de las cuatro paredes en las que nos encontramos atrapados en este momento.

Es viernes y seguro se armará la sana convivencia en casa de alguien, así que este tip será bastante útil para el que le toque lanzarse por los víveres para sobrevivir a una noche de desestrés, o bien, a la parrillada que ya nos estamos imaginando en el jardin del amigo que siempre pone la casa; esto para el sábado. Vamos, es verano.

Ya tenemos las bebidas pero no sabemos cómo enfriarlas lo suficientemente rápido… ¡estamos sedientos! Chequen cómo pueden hacer que todo esté a la temperatura que nos merecemos en cuestión de -literal- un par de minutos.

 

¿Qué necesito?

  • Un bote de sal
  • Hielos
  • Un tazón (para enfriar un par de latas)
  • La lata de tu caliente bebida

 

¿Cómo lo hago?

1. Pon un poco de agua en el tazón

Foto: DaveHax

Foto: DaveHax

 

2. Pon una buena cantidad de hielos

Foto: DaveHax

Foto: DaveHax

 

3. Agrégales sal y revuelve

Foto: DaveHax

Foto: DaveHax

 

4. Ahora puedes meter la lata…

Foto: DaveHax

Foto: DaveHax

 

…dos minutos después, ¡ESTÁ HELADA!

 

Aquí el video por si no entienderon algún paso. Inténtelo con una hielera grande y cuéntennos si resultó.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.