Muchos lo tachan de “agua pintada” o de “bebida para cuando estás enfermo”, pero la verdad es que quienes dicen eso es porque probablemente no han probado un buen té.

te3

De entrada existen seis tipos o especies principales de té, y cada uno tiene un sabor característico y propiedades específicas.

 Té negro: Éste en particular de “agua pintada” no tiene nada, es el de color y sabor más acentuado debido a que estas hojas son las que pasan por un proceso oxidativo más prolongado, y en algunas ocasiones puede ser tan fuerte como un café pero con la ventaja de que es suave con el estómago. Entre sus beneficios está que: ayuda a la buena salud del sistema cardiovascular, estimula al sistema nervioso (pero más sutilmente que el café), alivia el dolor de cabeza, contiene antioxidantes y, algunos estudios han demostrado que previene del cáncer de piel.

te negro

Té verde: Para obtener su mejor sabor es importante hacerlo con agua que no esté hirviendo, de otro modo sus hojas se cocerán y el resultado será un sabor amargo no tan agradable. Éste tiene una mayor cantidad de antioxidantes que el té negro (¡ideal para aquellas que buscamos evitar las arrugas a toda costa!); es depurativo, por lo tanto ayuda a perder peso; y ayuda a bajar los niveles de insulina y colesterol malo.

te verde

Té blanco: Éste es el de sabor y aroma más suave, muchos lo consideran el “más refinado” debido a que se hace con hojas jóvenes. Algunos le llaman “elíxir de la juventud”, y sí, aunque el nombre es una jaladota, lo apodan así por su alto contenido de antioxidantes, vitamina E y
C, y pues básicamente porque es como el té verde pero mejorado y más caro.

te blanco

Té rojo: también es llamado Pu-Erh. Es de sabor fuerte y terroso. Se distingue por su gran poder “quema-grasas”, también tiene efectos diuréticos por lo que es excelente para los que tienden a retener líquidos y, por si fuera poco, ayuda a digerir mejor alimentos pesados, justo por esto se recomienda tomarlo después de las comidas…. así que gorditos o tragones: ¡¡ya van!!

te-rojo

Té azul: también llamado Oolong. Es perfecto para los que están empezando a tomar té, en cuanto a sabor y aroma se ubica entre el té verde y el negro pero su sabor es ligeramente más afrutado. Sus principales porpiedades son la gran cantidad de antioxidantes, ayuda a fortalecer al sistema inmunológico, a regular el colesterol y  a reducir la tensión arterial.

te azul

Té rooibos: a diferencia de los demás, éste no proviene de la misma planta del té, sino de un pequeño arbusto de Sudáfrica, es por esto que no contiene teína (elemento principal de los tés, justo como la cafeína de los cafés). Lo pueden consumir niños o mujeres embarazadas debido a lo suave que es con el estómago, es sumamente relajante, calma la sed y contiene también propiedades digestivas.

te rojo

Leave a Reply

Your email address will not be published.