Los que acostumbran conectar la fiesta de viernes a domingo vaya que necesitan consejos para sobrevivir un laaaaargo lunes de oficina. Aunque en muchos casos no importa que nos hayamos dormido tempranísimo la noche anterior para estar al 100 en nuestras actividades, el punto es que aunque parezca que estamos llenos de vida llegará un momento en el que simplemente no podamos parar de bostezar (más después de comer).

Mientras logramos importar este práctico invento…

Foto: sweet-station.com

Foto: sweet-station.com

…nos dimos a la tarea de buscar algunos tips ninja para que ninguno de tus compañeros quiera jugarte una broma por estar echando una riquísima siesta en horas laborales.

 

1. Mantén alerta tus sentidos

Las cantidades industriales de café que le metemos a nuestro sistema no nos hacen ni cosquillas, así que es momento de estimularnos de otras maneras:

* Compra una lamparita para tu escritorio, tener luz cerca activará tus sentidos.

* Masca chicle (con la boca cerrada, porfa).

* Despierta el sentido del olfato oliendo aceite de menta.

* Escuchar música cero tranquila como jazz o rock puede ayudar.

 

 

2. No está de más pararse del asiento

Estar como hongos horas también puede causar pesadez, así que párate de esa cómoda y acolchonada silla para, mínimo, activar la circulación y respirar aire fresco.

También puedes ir al baño para echarte agua en la cara o, aunque suene raro, tocarte los lóbulos de las orejas es bastante efectivo. Estirarse es otro buen consejo.

 

3. Ejercicio, solución a tantos problemas

No te estamos diciendo que corras 10k antes de ir a encerrarte horas a la oficina pero lo que puedes hacer para despejarte es usar las escaleras en lugar del elevador, salir a la tienda (unos minutos nada más) o comer algo con azúcar, ¿qué tal una gelatina?

Hacer 30 minutos de ejercicio diario te alivianarán muchísimo si padeces de somnolencia crónica Godínez.

 

4. Come bien

¿Crees que una dona te dará la misma energía que una manzana? Obviamente no. La recomendación en este sentido es no aventarte tremendas comilonas que provoquen el clásico Mal del puerco.

Las colaciones son buenísimas para no dormirse en la oficina, siempre lleva contigo una bolsita con almendras o nueces, alimentos que son altos en proteína, también el apio o un yogurt son buenos en estos casos. Es muuuuy importante no saltarnos comidas por estar clavados en ese reporte que bien puede esperar.

Otra cosa, ¡desayuna sanamente, por favor!

 

lconn22.wordpress.com

Gif: lconn22.wordpress.com

 

5. No seas un hermitaño Godínez

No está de más platicar con el de junto cuando te estás durmiendo, obvio no se avienten el debate sobre el final de temporada de equis serie. También es un buen recurso cambiar de actividad cuando los ojos de plano se te están cerrando, qué tal que le pones pausa a ese reporte endemoniado para responder un correo o checar otros pendientes y después regresar a éste.

Divertirse no está prohibido…

 

Gif: chromemusic.de

Gif: chromemusic.de

 

Si de plano nada de esto te funciona hazte un favor y toma unas vacaciones o, de plano, cómprate unos de estos…

lentes

…o qué, ¿quieres que te cachen así?

dormir

Leave a Reply

Your email address will not be published.