¿Hipster u hombre lobo? ¿Leñador de cuento de Caperucita o doble de Santa Clós? ¿Bajista de ZZ Top o máscara de Chinelo? Todo depende de qué tan arreglada traes esa barbita que adorna (o esconde) tu cara.

Para evitar confusiones y dejar salir al hipster que llevas dentro, hazte de una máquina de afeitar, unas pinzas de depilar, un gel humectante para después de rasurar y sigue estos consejos:

1.    Diseño. Nada de emular a Chuck Norris en sus películas setenteras o querer parecerse al mago Merlín. Lo mejor es que elijas un diseño que se adapte a la forma de tu rostro y que oculte esas pequeñas imperfecciones que te impiden parecerte a Brad Pitt.  Y, por favor, sé realista.

BARBAS 4

2.    Largo. Si quieres parecer un ‘homeless’ no importa el largo, pero si lo tuyo es ser un hípster muy retro, lo mejor es que elijas el cabezal correcto de la máquina de afeitar. Para evitar que crezca como pasto en primavera, dale forma cada 15 días o tres semanas. Si de plano no puedes con esto, acude al tradicional barbero de tu barrio.

BARBAS 5

3.    Perfilado. No hay nada más desagradable que esas barbitas libres y rebeldes que crecen en los pómulos o en el cuello, cual chicharrón con pelos. Elimina los de las mejillas con unas pinzas de depilar y para el cuello opta por un rastrillo. Hidrata con gel.

barbas 6

Finalmente, recuerda que si bien tu barba puede ser un imán para las miradas femeninas, también es un sitio que concentra todo tipo de olores actuando como repelente para que te saluden de beso. Así que toma precauciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published.