Yo soy MUY insomne, actualmente lo tengo bastante controlado y ya no me afecta tan cabrón como llegó a hacerlo en algún momento, pero cada cierto tiempo se me juntan la preocupaciones y paso (como ayer) una noche entera en vela. Lo primero que aprendí es tratar de pasar la noche lo menos mal que se pueda: no ver el reloj constantemente, no prender la tele o tratar de leer (las luces resetean tu reloj interior de ciclos circadianos porque tu cerebro las confunde con el sol,) sólo quédate en la cama y eventualmente dormirás lo que duermas, no luches contra el insomnio porque esa angustia te mantendrá más tiempo despierto.

Lo que sigue es más difícil técnicamente: pasar todo un día haciendo tu mejor actuación de que NO eres un zombie, es todo un reto, tu cerebro te va a odiar, tu cuerpo te reclamará y querrás morirte, sobre todo pasando la hora de la comida y unas dos horas antes de que te puedas regresar arrastrando a tu casa. Así pues, acá algunos consejos para no roncar en la sala de junta como típico Godínezzzzzzzzz.

1.- Usa la cafeína a tu favor. La mejor forma aprovechar la cafeína es tomarte un café ANTES de echarte una power nap de no más de 20 minutos (el mejor tiempo según los científicos.) Si quieres que además NO te genere una segunda noche de insomnio, tómatelo antes de las 2, si puedes medita unos 15 minutos con los ojitos cerrados entre las 12 y una. Te digo medita porque yo no puedo echar siesta (me tardo igual en dormirme que cuando me voy a la cama,) así que he agarrado la maña de hacer una versión corta de yoga nidra que, mientras tenga audífonos, puedo hacer en mi escritorio y me desconecto totalmente, el café va antes porque toma entre 20 y 40 minutos en hacer efecto.

2.- Si estás en una junta cabeceando, mójate los brazos. Es más efectivo que mojarte la cara porque tenemos un mecanismo primitivo que nos hace despertarnos por instinto, de todas maneras mójate la cara para refrescarte y también recuerda mantenerte bien hidratado a lo largo del día, el insomnio te deshidrata casi como una cruda, sobre todo si tomas mucho café al día siguiente.

3.- Saca tu azúcar de FRUTA no de dulces.- Necesitas energía que dure durante todo el día, no sólo 30 minutos. Desayuna proteínas y fruta, el azúcar de la fruta se tarda más en ser digerido por lo que no hará que tus niveles de azúcar en la sangre fluctúen tanto. A la hora de la comida trata de no comer carbohidratos simples (como una pasta) porque te darán mal del puerco, mejor cómete una ensalada con harta proteína.

4.- Planea tu día tomando en cuenta que vas a ser una res. Si puedes pasar algunos pendientes para el día de mañana, hazlo. Cuando esté entrada la tarde y necesites enfocarte, ya no tomes café, dos tazas es el máximo porque una tercera no haría una diferencia real, mejor haz lagartijas para que tu sangre circule y te me desapendejes tantito. Trata de resolver pendientes de pie también, sentarte te va a adormilar, ve a comer y regresa caminando, sal a tomar aire cada hora si puedes y si no, levántate de tu lugar aunque sea a dar una vuelta en el cubículo.

Ni pedo, todos hemos pasado por ahí, pero no es grave. Si sigues sin dormir el resto de la semana, sí consulta al médico y trata de tener un horario fijo, apaga tele, celular y tablet por lo menos una hora antes de irte a la cama y trata de destinar la cama sólo para dormir y echar pata. Suerte y porfa comenta qué fue lo que mejor te funcionó de esta lista.

Leave a Reply

Your email address will not be published.