No, no se va a componer haciendo más ejercicio y comiendo sano, tampoco es cosa de “no ser tan duro” con uno mismo, la depresión es un fenómeno mucho más complicado y a veces pareciera que nadie que no esté deprimido actualmente o que no haya pasado por esto entiende cómo te sientes.

¿Qué es la depresión? Es una enfermedad que impacta la salud física y mental que puede estar causada por diferentes factores entre los que se encuentran: la herencia genética, el uso de drogas y alcohol, el tipo de personalidad del afectado y una enfermedad física seria o potencialmente fatal (también el dolor crónico puede causar depresión.) Pero también otros factores como el abuso (tanto sexual como violencia intrafamiliar o bullying,) la muerte de alguien importante para el deprimido, los eventos importantes (casarse, divorciarse, tener un hijo, perder un trabajo, entrar a un trabajo nuevo) o algún conflicto particularmente complicado o con una solución difícil.

¿Cómo sé si estoy deprimido? Uno de los síntomas es este “feeling” de no ser lo suficientemente bueno nunca, pero también está este cansancio que no te deja hacer nada o una pérdida de interés hacia cosas que antes te hacían mucha ilusión. Por suerte hay varios tests que puedes hacer en línea para saber a ciencia cierta si estás deprimid@. Como quiera, si sospechas que estás depre, ve con un especialista.

¿Cuántos tipos de depresión hay? Varios, está el trastorno bipolar que antes se conocía como “enfermedad maníaco depresiva,” la depresión post-parto, la depresión pre-parto, el trastorno afectivo estacional (la depresión que les da a los que viven en países muy fríos en los que sale el sol por muy pocas horas,) el trastorno ciclotímico (una forma más leve de trastorno bipolar) y el trastorno distímico, una enfermedad crónica que afecta la autoestima del paciente, pero que no se califica como depresión.

¿Cómo se trata la depresión? Hay que ir con un especialista SERIO, en este caso (y en todos, pero en este más) es MUY importante que no se traten con agua de Tlacote o flores de Bach o, en caso de que sí lo hagan, que los tratamientos alternativos no sustituyan ir con un doctor especializado. A mí me ha ido muy bien con el tratamiento cognitivo conductual para mi problema de adicción y me gusta porque me da estrategias para enfrentar los problemas que tengo y parece ser que les va muy bien a los que padecen de depresión con este tratamiento. Pero lo que sí es muy importante es que VAYAN y CONCLUYAN su tratamiento.

Hay una posibilidad grande de que les den medicamentos, en mi experiencia personal ha sido cosa de ensayo y error, con algunos me ha ido MUY mal, con otros estoy al pedo si bien tienen efectos laterales que van de equis a medianamente graves (con uno me daba anorgasmia o anhedonia,) así que tienen que ser pacientes y siempre reportarle todo a su psicoterapeuta, pero honestamente sí me han ayudado a estabilizarme porque mi química cerebral quedó pedorrona de serotonina tras tantos años de abuso de sustancias y tiendo a tener pensamientos recurrentes obsesivos tipo TOC.

¿Cómo me puede ayudar mi familia? Entendiendo que es una enfermedad, que NO es voluntario y que no se soluciona sólo haciendo más ejercicio (sí ayuda, pero hasta ahí.) Yo pasé por una depresión grave, de estar todo el día en cama y sólo salí de ella hasta que empecé tratamiento con la especialista que me ayudó con mis adicciones, mi familia estaba en negación total y tuve que hacer algo yo por mí haciéndome a la idea de que a la mejor nunca iban a reaccionar… Ni pedo, así es, enséñales este post de Buzzfeed sobre lo que NO hay que decirle a alguien con depresión, también puedes enseñarles este post de WikiHow, está MUY completo si bien parece que lo tradujo la niña que dice “those are my chanclaaaaas.”

Así que, en resumen ejecutivo, hoy día hay forma de salir de una depresión y eventualmente podrás regresar a sentirte como tú mismo, pero es muy importante que tengas paciencia y que seas claro con lo que necesitas de los demás, si ves que una persona (por cercana que sea) no sólo no te ayuda, sino que te está perjudicando, haz lo posible por alejarte de ella o, en caso de que no puedas porque sea un familiar o cónyuge, aprende a no entrar en conflicto con él/ella para que no te afecte de manera negativa, habla con tu terapeuta al respecto.

Ánimo, yo logré salir y sí creo que vale mucho la pena hacer el esfuerzo, aún si hoy te parece una misión imposible.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.