Una de las cosas que muy pocos nuevos coleccionistas saben es que: salvo que los talles contra el piso como si fueran patinetas, los vinilos son casi indestructibles y es relativamente fácil rescatar hasta los vinilos más viejitos y cochinos. Ahora mismo, mi hermano me trajo 3 cajas con los vinilos que nos heredó nuestro papá, son discos que no se han tocado en 19 años y tienen toda esa pila de años acumulando polvo que actualmente, gracias a la grasa de nuestros deditos 19 años más jóvenes, está pegadísimo en ellos.

Lo cabrón es que, sacamos uno y con una levísima limpiada con su líquido desengrasante (éste, comprado en La Roma Records) sonaba al pedo, claro, habrá algunos que estén mucho más mugrosos y que necesitarán un tratamiento de emergencia como el que voy a describir. Neta, no compren nada mucho más caro, hay una aspiradora que, en efecto, le quita todas las partículas de polvo NUEVAS… Pero ese es justo el tema, contra grasa + polvo + edad, nada funciona como ésto:

Necesitas:

- Una palangana de unos 20 cms de profundidad (donde quepa la mitad de un vinilo y que sobre un espacio)
- Jabón para trastes normal y corriente
- Un cepillo para vinilos. Este es trampa, se llama cepillo, pero en realidad es un material esponjoso recubierto con terciopelo antiestático. Toma nota de que le vas a partir su madre, así que compra dos. Los venden hasta en Amazon.

brush

- Agua tibia.
- Dos trapitos antiestáticos 3M a los que también les vas a partir su madre i.e. no los vas a poder usar más que para lavar tus vinilos y secarlos. En teoría, los puedes lavar, pero yo te sugiero que tengas un par destinado sólo a ésto.

¿Qué hacer?

- Échale poquitito jabón a la palangana (piensa en una monedita de 50 centavos de las chiquitas.)
- Echa agua tibia como para poder sumergir una mitad del vinilo y revuelve el jabón hasta crear burbujas.
- Sumerge la mitad del vinilo SIN mojar la etiqueta y lávalo con el cepillo siempre siguiendo la dirección de los surcos.
- Dale por lo menos unas 10 vueltas al vinilo tallándolo suavemente con el cepillito.
- Enjuágalo directamente con el agua del grifo, una vez más SIN mojar la etiqueta (porque se puede desprender, no por otra razón.)
- Escúrrelo ligeramente y toma el vinilo con uno de los trapos antiestáticos en una mano, con el otro trapo en la mano que está libre ve limpiando el vinilo SIEMPRE siguiendo la dirección de los surcos.
- NUNCA lo seques al sol, acuérdate de eso SIEMPRE.
- Listo, tu vinilo está libre de grasa y polvo. Es MUY importante que te asegures de haber retirado TODO el jabón con agua antes de que se seque.

Si no me crees y en este preciso momento estás esperando que diga: “¡JA! No mames, te chorié. ¡cómo vas a meter tus vinilos en agua enjabonada!” Te dejo este Instructable con la misma técnica exactita, pa que veas que no es choro. Hay también chingos de tutoriales de cómo hacerlo en YouTube:

Leave a Reply

Your email address will not be published.