Una de las poquísimas cosas malas de tener un gato en casa es ese  momento de la noche en el que te giras en tu cama y sientes al gato debajo de tus piernas o cuando tu gato decide darle placer a sus garritas sobre tu edredón o, peor, sobre tu pierna…

La manera más sencilla para evitar ésto es que le compres una casita, pero es mucho mejor si le construyes una con tus propias manos y se la regalas para que la destroce a su antojo.

Lo único que necesitas es una playera, dos ganchos de alambre, un pedazo de cartón para la base (además podrías ponerle un cojín encima) y suficiente cinta adhesiva, masking tape o lo que uses.

Cat Tent 1

Acá van los sencillos pasos:

1. Desdobla los ganchos y córtales las puntas

Cat Tent 2

2.- Dales forma de arco a los alambres y refuerza la base con cinta

Cat Tent 3

3.- Hazle un agujero en cada esquina a la base para meter la punta de los ganchos

Cat Tent 4

4.- Cruza los arcos de alambre y únelos por el centro con cinta. Mete las puntas en los agujeros de la base y, también, asegúralas con cinta

Cat Tent 5 Ok

5.- Ponle la playera encima para que armes la casita (el cuello será la entrada del gato)

Cat Tent 7

6.- Termina de darle forma con la cinta y dásela a tu gato. Él sabrá qué hacer.

Cat Tent 8

Leave a Reply

Your email address will not be published.