Todos ustedes que, como yo, han estado guardando sus vacaciones para acumular los suficientes días pa’ visitar por lo menos tres diferentes lugares en un sólo viaje, sabrán de las dificultades que tiene empacar para destinos con climas diferentes: por un lado hay que hacer lugar en la maleta para una chamarra que aguante el clima más frío, pero también hay que llevar unos zapatos que no te hagan un sauna en las patas cuando hace calor… Es tal vez de las misiones más difíciles de todos aquellos que tenemos un TOC.

Así que, con la intención de facilitarte las cosas como siempre, acá van unos tips para empacar para dos climas distintos (tres, si cuentas a la lluvia también,) no es tan complicado:

1.- Vas a tener que comprar esas camisas térmicas que usan los jugadores de futbol americano en el Gabacho, son espantosas y parecen de policía de embajada, pero hacen un gran paro y, si son marca Under Armour Cold Gear, hay modelos que no están tan ojetes (sin cuellito a la mock turtle neck.)

2.- También tendrás que hacer de unos calzones largos, los que saben dicen que lo más correcto sería usar DOS capas debajo de un buen par de jeans, onda unos calzones largos y unos mallones de Under Armour. El tema es que tendrías que usar unos jeans súper baggy para no caminar como Robotina, así que en una de esas lo que te conviene es sólo usar chones largos y un par de lo que recomendamos en el punto 3 pa’ mantener la planta baja calientita…

3.- Calcetines térmicos y unas botas con una capa de insolación. Yo, por ejemplo, tengo unas botas que por dentro están recubiertas con lana, pero mis calcetines térmicos no caben bien en ellas, así que uso otras que son contra lluvia y nieve que están espantosas, pero que funcionan muy bien y sirven también para caminatas largas en terreno pedregoso.

4.- Jeans, camisas y camisetas. El chiste de vestirse en capas es desvestirse en capas, es mejor muchas cosas no tan delgadas de que una sola chamarra gruesesota. Yo este viaje pienso llevar dos pares de jeans: unos en los que quepan los calzones térmicos y otros para clima más caluroso, un par de camisetas largas y otro de camisetas de manga corta para usar debajo de las camisas para climas templados.

5.- Un suetercito de lana o alpaca, yo me compré uno en Nueva Zelanda y ha sido la mejor compra que he hecho porque, como lo es el casimir, la lana es térmica y sirve cuando te la pones debajo de un rompevientos para protegerte del mucho frío, pero cuando te estás asando sólo tienes que quitarte el rompevientos y la lana respira (y tu cuerpo sudado también.)

6.- Un rompevientos a prueba de agua con capucha. Una chamarra ligera, pero calientita. Una vez más, para que puedas encuerarte por capas. A mí me regalaron los de adidas Originals una bien ligera a la que no le entran agua y viento, pero el día que me enteré cuanto costaba pensé que JAMÁS me hubiera comprado yo solo algo así por motu propio, pero hay muy buenas opciones de precios decentes, el otro par de chamarras impermeables que tengo es casi igual de ligero y práctico por una fracción del precio, así que no te vayas con fintas y ahórrate unos pesitos.

7.- Guantes y una gorra. Eso de que “todo el calor del cuerpo se escapa por la cabeza” es CHO-RÍ-SI-MO, aún así el hecho real es que, mientras más partes del cuerpo te puedas cubrir, mejor y, una vez más: capas.

Y ya, con eso estás armadérrimo pa’ poder brincar de Alemania a las costas de Australia como si cualquier cosa, a sabiendas de que el frialor te la pellizca. Felices vacaciones. Ah, y nomás acuérdate que mientras menos parezcas turista, más fácil es que nadie te intente ver la cara o robarte.

Leave a Reply

Your email address will not be published.