Ayer en la noche pedí algo de cenar de Pane En Via y el repartidor llegó justo cuando estaba tocando un vinilo en mi tornamesa. Lo vio y me dijo muy seguro de sí mismo: “ora están vendiéndolos otra vez, ¿edá?” Eit, ahora están vendiéndolos otra vez, en algunos lugares nunca dejaron de venderlos pero en México todo mundo dejó los vinilos en cuanto salieron los CD al mercado.

Que hayamos dejado de comprar vinilos (cuando subsistieron en el resto del mundo) me deja saber una cosa muy importante: no somos un país de audiófilos. Sí son mucho más prácticos los CDs y no tienen hiss, pero el hecho real es que los vinilos tienen muchos más armónicos y contienen la onda sonora entera, a diferencia de los CDs y MP3 que contienen un muestreo arbitrario de la onda sonora (si pasas un vinilo a MP3, siempre agarrará cachitos distintos en cada toma que hagas) y un algoritmo que te dice qué “puede” haber entre un punto y otro de la misma.

Analog-Digital frequency examples

Como quiera, habrá que ver si de verdad este segundo “boom” de los vinilos deja a una generación de gente a la que estas cosas le importen. En mi experiencia personal, les vale seis kilos de verga i.e. se compran el más nuevo vinilo de Tame Impala y lo escuchan en la tornamesa más pitera y mal calibrada del mundo… La verdad es que, en la calidad con la que lo están oyendo, no hace diferencia real que lo oigan en vinilo o desde YouTube. Mejor ahórrense sus pesos para comprar unos Supra (o lo que quiera que esté de moda entre los Millennials.)

Pero bueno, habrá algunos de ustedes que estén haciendo crate diggin’ de verdad y que estén buscando ciertos vinilos muy específicos porque son, después de un remaster en WAV, FLAC o AIFF, la mejor calidad en la que pueden encontrar tal o cual grabación. Si es el caso, siempre habrá por ahí un disco que heredaron y que se pandeó porque alguien lo dejó descuidadamente en el sol, seguramente pensarán que no tiene remedio.

Bueno, sí hay algo así como un remedio y no es muy ortodoxo, ni funciona todas las veces pero, si toman en cuenta que es un disco que de todas maneras está arruinado, vale la pena intentarlo si de verdad tienen muchas ganas de recuperarlo. Necesitas:

Dos pedazos de vidrio no mucho más grandes que el diámetro del vinilo, pero sí BIEN gruesesotes.
Unos guantes para cocinar a los que puedas echar a perder.
Un horno
Una mesa de madera (o una tablita de madera, la mesa puede quemarse tantito.)
Un libro MUY pesado (te sugerimos el Baldor.)

El proceso es de verdad muy sencillo:

Precalienta el horno a 200 grados Farenheit durante 10 0 15 min.
Prensa tus vinilos entre los dos vidrios y, con mucho cuidado, mételos al horno.
Déjalos SÓLO DURANTE DOS MINUTOS, es MUY importante que NO desatiendas los vinilos, esto es, que estés viéndolos todo el tiempo.
Sácalos sin mover mucho el vidrio y pon todo junto sobre la tabla de madera.
Dejálos enfriar con el libro encima.
Separa los vidrios una vez que estén completamente fríos (para evitar que los surcos del vinilo se corran.)

Por experiencia propia, les puedo decir que el vidrio suelta pequeñas partículas por lo que esos guantes no se pueden usar para cocinar, también hay chance de que te chingues la tabla y el Baldor, pero todos odiamos el Baldor, así que no hay pedo. No siempre quedarán perfectos a la primera pasada, pero nunca le hagas más de tres tratamientos al vinilo enfermito porque es muy posible que no tenga remedio casero (hay una máquina que se dedica a arreglarlos de verdad, pero cuesta muchísimo y se tarda 4 horas en todo el proceso: 2 en calentar, 2 en enfriar.)

Mucha suerte y mucho cuidado, hornos, vidrios y plástico son una combinación medio peligrosona, así que estáte muy atento a lo que haces.

La foto de portada es de WikiHow y la sacamos de este artículo (que dice lo mismo, pero está ilustrado) porque no hay muchas ilustraciones o fotos al respecto, nos la volamos, si eres de WikiHow y ésto te molesta, sólo pídenos que la bajemos y con gusto.

2 Responses

  1. Bruno Bertoli

    Yo pensé que era una receta para hacer meth casero… Digo, por aquello de que comprar es apoyar al crimen organizado…

    Reply
  2. Fucktricio

    Saludos. Yo he hecho algo parecido pero sin el horno ni los vidrios, poniendo el disco entre varios lp´s más, claro que de entrada le pongo pocos para que no se quiebre, luego le voy agregando peso con otros lp´s y así lo vas dejando varios días. Puede que no siempre funcione pero a veces si no es mucho, se puede arreglar aunque no siempre va a sonar bien desafortunadamente.

    Reply

Leave a Reply to Bruno Bertoli Cancel Reply

Your email address will not be published.