La decisión de lanzarse a la peluquería es cada vez más difícil, primero porque cuesta un dineral y segundo porque a veces nada más vas a un despunte y te acaban dejando pelona.

Entonces, si lo que estás buscando es un cambio de look sencillo que no te cueste mucho, hay algunas cosas que puedes hacer en casa para verte diferente. Lo único que necesitas son unas tijeras, una liga para el cabello y un peine. Comencemos.

  1. Ata tu cabello en una cola de caballo muy arriba de la cabeza; mientras más arriba la coloques más cortas quedarán las capas de adelante.
  2. Toma la punta de la cola de caballo y jálala hacia arriba, después cepíllala para que quede pareja y realiza un corte al nivel que quieras que quede tu cabello.

ponytail

Para un mejor resultado, ayúdate con la puntas de las tijeras para ‘degrafilar’ un poco las puntas del cabello y que la línea de corte no se vea tan pareja (checa el video para que quede más claro).

Otro modo de arreglarlo, es soltando la cola de caballo e ir haciendo pequeños cortes donde creas necesario.

Si quieres agregar un fleco, hazlo raspando las puntas con las tijeras para evitar la no deseada “mordida de burro”.

Ahí lo tienes, un corte sencillo, en casa y sin gastar de más.

Leave a Reply

Your email address will not be published.