Dime que en tu chamba no te pasa mil veces al día que, al realizar una tarea muy importante y urgente, terminas clavado en el facebook, whatsappeando o regodeándote en tu godinería en la zona de la cafetería; somos inocentes víctimas de una terrible enfermedad conocida como procrastinación, vamos postergando nuestras tareas hasta que llegan a un punto crítico en el cual tenemos que hacerlas sí o sí.

Quizás puedas entregarte a un frenesí de trabajo de varias horas, pero terminas agotado y sin ganas de volver a la chamba después de comer. Entonces, ¿cómo hacer para mejorar tu productividad y lograr más resultados cansándote menos?

Como programador, poco puedo decirte acerca de cómo hacer las tareas que día a día tienes que enfrentar en tu chamba, pero puedo platicarte de una técnica que (según) usamos comúnmente los que nos dedicamos a diseñar la matrix todo el día:

Técnica pomodoro.

Pomodoro significa tomate en italiano, y hace referencia a esos relojes mecánicos que usan los chefs y los hipsters en la cocina para que no se les pasen de tueste los alimentos. Esta técnica consiste en dividir tu tiempo de trabajo en bloques; primero te dedicas a chambear por 25 minutos totalmente concentrado en lo que tienes que hacer y después te tomas 5 minutos para relajarte, stalkear, twittear o entrar a YouTube, para después disponerte a entrarle a otro bloque de 25 minutos; cada uno de esos bloques de 25 minutos es considerado 1 Pomodoro.

Pomodoro

Obviamente si haces esto durante 4 horas seguidas vas a terminar agotado, y la técnica toma eso en cuenta, por lo que la recomendación es que cada 4 pomodoros te tomes un descanso de 15 a 20 minutos.

El pomodoro visto como pasos sería:

  • Decidir qué tarea vas a hacer.
  • Iniciar el cronómetro, reloj, temporizador, cuenta regresiva a 25 minutos.
  • Trabajar y avanzar en la tarea, contar 1 pomodoro.
  • Tomar un descanso de 5 minutos
  • Volver a empezar, a menos de que ya lleves 4 pomodoros, en cuyo caso haces un descanso más prolongado.

El objetivo de esta técnica es mantener tu mente fresca y tu ánimo relajado, enfocarte en ser productivo y darle a tu cerebro un poco de esparcimiento, si pones la técnica en práctica notarás cómo mejora tu concentración y tus resultados, no se vale hacer trampa!

Cada vez que termines 1 pomodoro notarás que has logrado avanzar en tu trabajo y al llegar exitosamente a los 25 minutos sin distraerte tendrás una satisfactoria sensación de logro, podrás darle una pensada a cómo fue tu desempeño y analizar en corto cómo puedes mejorar lo que estás haciendo.

En resumen, las ventajas de usar esta técnica correctamente son el hacerte constantemente productivo, mantenerte motivado y mejorar tu creatividad.

Algunas personas dicen que la técnica Pomodoro puede llegar a ser problemática en grupos de trabajo, si llega a ocurrir traslape de descansos entre distintas partes del equipo, una solución a este problema es formar parejas de trabajo y usar un solo pomodoro, pero bueno, primero hay que aprender a gatear y ya después intentar correr.

Si estás interesado en poner a prueba esta técnica en tu día a día puedes consultar las aplicaciones que existen actualmente en App Store, Google Play y demás…

Leave a Reply

Your email address will not be published.