Dice un amigo que ya en ninguna temporada es seguro viajar en el metro de la Ciudad de México; a veces,  por más que tratamos de lidiar con las descomposturas, es imposible, ¿quien puede acostumbrarse a que lo traten mal?. Por ejemplo, a subir y bajar la escalera del transborde de Tacubaya a Pantitlán, y viceversa; la reparación de estas escaleras eléctricas tardó casi cinco meses en funcionar. Era imperdonable para la gente que tiene capacidades distintas y no puede más que bajar o subir a través de éstas.

Ya ni decir de las lluvias, en el gusano naranja todo se altera, se desmorona, se viene abajo, se moja, se apesta, se resbala, se cae, se detiene, se asfixia, se incendia, se congestiona. Más allá de un #PosMeSalto y ahorrarte los cinco pesos; el problema se agrava cuando falta el aire, sobre todo en las líneas más profundas, como la naranja. Mientras no tiemble y quedemos atrapados, lo único que nos queda es encontrarle el lado divertido a esto, sin afán de ofender a nadie.

En esta ocasión, con 5 buenas razones por las que hoy puedes seguir viajando en metro de manera positiva, relajada y divertida; desde luego, a través de sus actuales fallas:

1.- Centros de diversión: Recuerdo que una de las propuestas del señor Miguel Ángel Mancera y Joel Ortega Cuevas, era mejorar el servicio y la seguridad, sí, se nota. A través de un parque acuático, el más barato de la capital:

10487315_800880686597529_6399782969059661087_n

2.- Personalidades: En tu travesía fantástica por el metro, siempre encontraremos a personalidades inmemorables; los ‘memes’ nunca faltan en las redes sociales, muchos de ellos han tratado de congelar una imagen imitando el doble de alguna personalidad histórica o entretenida. Nunca sabes quien puede regalarte su autógrafo en el andén o vagón:

10346639_750752704975943_3144934490217140884_n

3.- La línea dorada: Entre que es Mancera o fue Ebrard, “yo no fui, fue teté”; sigue sin funcionar la línea 12. No hay nada de divertido en el hecho, sólo esperar que la falla quede resuelta en menos de un año, o analizar cómo un ‘meme’ puede retratar la cruda realidad:

1743664_584682271628086_741764200_n

4.- Días interminables: ¿Van con el tiempo contado? No importa, el metro te regala horas. Sí, los relojes son una maravilla, otorguemos nuestra total confianza e imaginemos que el día es largo:

10363354_739504569434090_1958767044755103058_n

5.- Clases gratis: Sin pagar por un curso de artes marciales mixtas, sobre todo en las mañanas, pueden aprender golpes básicos y técnicas de ataque, sobre todo entre mujeres; afuera, dentro o durante tu ingreso al vagón; aunque llegues una hora tarde a la escuela, trabajo, casa, etc,. el consuelo es que siempre pasará un tren menos atascado:

10494771_802268646458733_2014931775717071457_n

Sigamos viajando en metro para denunciar las fallas en el mismo y recordar al Jefe de Gobierno del Distrito Federal que, por lo menos a mí, no sé a ustedes, no me encuestaron para subir el precio del boleto, y que, al igual que el 61% de los capitalinos (según una encuesta del periódico Reforma) también repruebo su desempeño en el cargo que ocupa. Por supuesto, siempre con una sonrisa en el rostro.

Nos leemos en la siguiente

Memes: Sistema de Transporte Colectivo Metro (En esta Fanpage pueden encontrar más razones o formas divertidas para hacer su viaje más placentero)

 

One Response

  1. Josh

    A pesar del alza de estos impuestos no son para darle mantenimiento al metro, las puertas rayoneadas con leyendas obsenas y no olvidemos el cardio que haces en las escaleras, quema de caloriqs al 100.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.