Si alguna vez te has enchilado (y no precisamente porque alguien levantó tu ira), seguro sabes de esa extraña sensación de ardor, picor, entumecimiento, calor, quemazón y hormigueo que te hace pensar en sumergir la cabeza en un balde de agua fría.

La experiencia no es agradable, pero como buenos –y masoquistas- mexicanos, estamos dispuestos a repetirla una y otra vez cada que comes unos taquitos al pastor o te lanzas a ese restaurante yucateco de tu barrio sólo por el gusto de probar su salsa de chile habanero.

La buena noticia es que nuestro equipo de investigaciones especiales y de catadores de salsas, halló cinco remedios infalibles para contrarrestar los efectos de la capsaicina, el alcaloide al que se atribuye el picor de los chiles.

Por cierto, entre los más picosos se encuentra el bhut jolokia (una especie de la india), el chile habanero (de México tenía que ser) y el scotch Bonnet (de las islas del Caribe).

1.    Leche de vaca contenta. Contiene caseína, una proteína que combate los efectos de la capsaicina, bloqueando los receptores que causan la sensación de picor. Tómala fría para potenciar sus efectos. También funcionan la crema, el queso cottage y el queso azul.

Foto: taringa.net

2.    Agüitas de colores. Si no sueles llevar en la bolsa/mochila un tupper con leche o queso cotagge, este remedio es para ti: mezcla azúcar con agua. Enjuágate cuantas veces sea necesario.

AGUA PICANTE

3.    Sal de grano. Aunque este remedio no ha sigo corroborado por la ciencia, la sabiduría popular y los taqueros aconsejan comer unos granitos de sal para bajarse lo enchilado. Si después de hacerlo te dan ganas de otra media docena de ‘pastor’ con mucha salsa, es que el remedio sí ha funcionado.

shutterstock_120859936

4.    Fermento de cebada. No se trata de que tomes de pretexto el picor para tomarte seis cervezas al hilo, pero sí de que tomes unos tragos de cerveza. El efecto inmediato es refrescante, pero quizá debas repetir la operación unas cuantas veces más (hic).

shutterstock_34788007

5.    Aceite (pero no de ricino). ¡No pongas esa cara! El aceite vegetal disuelve la capsaicina, que es el componente que causa el pico de los chiles. Pero ojo, toma sólo un traguito y asegúrate de que sea de girasol o de olivo, porque si es de ricino, no queremos contarte las consecuencias.

SORPRESA ACEITE

Finalmente, y si nada te funciona, haz lo siguiente: mastica hielo y pásate un cubito de hielo por los labios… El primo de un amigo dice que sí funciona.

Leave a Reply

Your email address will not be published.