El pasado sábado 25 de abril un terremoto de 7.8 grados Richter sacudió Nepal y dejó daños irreparables en su capital, Katmandú. Aunque en realidad el movimiento telúrico fue tan fuerte que se replicó en el Monte Everest formando una avalancha que afectó a cientos de alpinistas que se encontraban de expedición en la zona.

Suena bastante grave, ¿cierto? Pues ver las imágenes previas y durante este evento natural son aún peores. Jost Kobusch, un alpinista alemán que se encontraba descansando en un campamento grababa un video para, seguro, compartirlo con sus amigos y familiares cuando regresara de la expedición sin imaginar que sería testigo del momento justo en que una avalancha se llevaría todo lo que encontrara a su paso.

Chequen las imágenes dando clic arriba.

Leave a Reply

Your email address will not be published.