Carlos Miguel Prieto, uno de los mejores directores de orquesta del mundo y actual titular de la Orquesta Sinfónica Nacional, concedió una entrevista a El Salvavidas en uno de los ensayos previos a lo que resta de la Temporada 2015. Al cuestionar su opinión acerca del plano evolutivo de las orquestas a lo largo de la historia, dijo que éstas han evolucionado conforme al entorno.

Es decir, las primeras orquestas sólo contaban con pocas cuerdas, maderas, tenían algo parecido al oboe, al corno, “y poco a poco fueron creciendo, se les fue metiendo trompeta, timbales, clarinetes, fagotes y después empieza a crecer la orquesta, y hoy día pueden tener 200 músicos con instrumentos que no tienen límite, todo ha sido conforme ha crecido la oferta de instrumentos y el lenguaje musical”, apuntó el músico.

En la Sala Nezahualcóyotl de la UNAM en Ciudad Universitaria, el también ingeniero por la Universidad de Princeton, reveló que el repertorio tradicional jamás dejará de existir “seguirá siendo el pan de cada día, pero yo siento que habrá un lenguaje nuevo, nos vamos a ir acercando a cuestiones tecnológicas de mucho más alto nivel, es decir, creo yo que la tecnología y la electrónica ya son parte de las orquestas”, sin embargo, “no hacemos lo mismo que hace un celular, por ejemplo, y creo que por ahí puede haber algo interesante en cuanto a la producción”. La digitalización, apuntó.

En ese sentido, subrayó que puede llegar a existir o pasar algo interesante en cuanto a la producción sin que se produzca (valga la redundancia) aquí (en determinado país) sino en la lejanía, “podría haber un concierto de una orquesta que esté tocando en Kazakhstan, junto con una orquesta que esté tocando aquí en México, creo que ahí hay un largo trecho por recorrer, que es el mismo que vamos a ver en 20 años, el mismo que han recorrido los teléfonos celulares (a lo largo del tiempo), por ejemplo”.

Carlos Miguel Prieto

Curiosidades y frases de Carlos Miguel

Comenzó desde muy pequeño a tocar el violín.

Gusta del cine, el deporte y la lectura.

Cuando era niño soñaba con ser policía, soldado y futbolista.

“Le voy al Cruz Azul y al Monterrey”.

“Voy a los Olímpicos, siempre que hay calidad deportiva, ahí voy a estar, me gustan los deportes de alto nivel”.

“Acérquense a la música clásica, no es complicada, ni cara, ni elitista”.

“No le tengan miedo a las artes”.

Su comida favorita: pozole, tacos al pastor, camarones a la diabla, mole, pollo al pipián y en general, la comida mexicana.

Finalmente, el maestro Carlos nos invitó a los próximos conciertos de septiembre de la temporada 2015, de la Orquesta Sinfónica Nacional, dedicados a la cultura maya, “La Noche de los Mayas”, un concierto de voltaje con la maestra y compositora, Gabriela Ortíz.

 

Nos leemos en la siguiente, amig@s…

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.