Una de las cosas que más me indigna de todo este desastre en el que estamos metidos (corrupción y narcoviolencia,) es la incongruencia de todo aquel que marcha pacíficamente, está enojadísimo y harto (con justa razón, ojo, no quiero minimizar el asunto,) pero llega el fin de semana y sube una foto de su toquesote a Instagram. Quiero pensar que es de su propia cosecha y que no le pagó a un narcomenudista que, ok, a la mejor sólo le vendió un toque y no 3 kilos de cocaína, pero que sigue siendo narco y su dinero irá a parar a manos de otro narco más poderoso y otro y otro, hasta llegar a cualquiera de las familias más fuertes que controlan la droga.

Full disclosure: en enero cumplo 5 años de estar sobrio, la verdad es que antes sí era como Keith Richards en sus peores épocas, pero a la fecha sigo teniendo efectos colaterales gracias a mi consumo y pude haberme muerto, literal, si no hubiera empezado a ir a terapia de adicciones. Como a los dos años de ya no consumir, tuve que hacerme una tomografía porque me dolía la cabeza todo el tiempo y mi neurólogo me diagnosticó con síndrome de abstinencia, al día de hoy tengo que tomar un antidepresivo (de los que no produzca adicción, para no engancharme) todos los días para regular mis químicos cerebrales que están todos dados al catre.

Pero el hecho real es que las drogas son ilegales de momento y, si el tarado de Mondragón Kalb mete mano, muy posiblemente así sea para siempre. Muchos de mis amigos se enojan y me dicen que comprar mota no es comprar drogas, o que su bueno no es de “esos.” No se confundan, el bueno puede ser todo, menos bueno: definitivamente no es su amigo, cualquiera que te venda algo que potencialmente te puede hacer daño, no quiere tu bien y, créeme, en una situación de peligro, es casi seguro que te pondría a ti con las autoridades antes de decir “sí, fui yo, déjenlos ir a todos, acepto toda la responsabilidad.”

Ahorita estamos todos preocupados por lo virulenta que es la violencia del narco y por todos los lugares en los que está infiltrado, en Italia se dice popularmente que no ha habido un gobierno que no haya sido elegido por la mafia y, durante la era de Pablo Escobar, la violencia en Colombia era tal, que dinamitaba edificios de gobierno con la mano en la cintura. Es tal vez momento de que no tomen sólo mi palabra y se avienten un par de lecturas y documentales cruciales para entender nuestro momento histórico.

Excellent Cadavers.- La historia del intento del gobierno italiano de meter a la mafia en cintura, sobra decir que acabó muy mal, pero lo más impresionante es ver el tamaño de poder que tienen las familias de mafiosi en el país de la botita.

Pecados de mi Padre.- Un documental sobre el hijo de Pablo Escobar y su intento de hacer sentido a la vida de su padre, como narco, como figura histórica, como papá y como el enemigo público número uno del pueblo colombiano.

The Chemical Carousel.- Una explicación de por qué las drogas son adictivas y, por ende, por qué el adicto es un enfermo que requiere tratamiento y no cárcel, mientras que el que merece ir al tambo es el traficante.

Addiction.- Una serie documental de HBO que explica menos científicamente lo que se dice en The Chemical Carrousel, pero no sin bases serias o un esfuerzo periodístico profesional, sino más bien gracias a un lenguaje más cotidiano. Es tal vez la mejor serie que puede tener alguien que convive con un adicto activo o uno mismo como adicto activo o en recuperación, para entender qué pasa allá en la cabeza y por qué es tan complicado dejar las drogas y el alcohol.

 

33 Responses

  1. Bruno Bertoli

    Estimado Chuck,

    No dejas de tener razón en cuanto a que las drogas hacen daño y en cuanto a que no hay “bueno” bueno. Pero añado algunos comentarios:
    1. Desde hace tiempo se sabe que los cárteles sacan cada vez menos dinero de la venta de drogas, y por eso han ido incorporando otras actividades: la extorsión, el robo, el tráfico de personas. El narco ya se financia por otros medios, mucho más atroces que vender drogas. No es que eso los vuelva inocentes. Nada más es para poner en perspectiva.
    2. Ningún dealer desea tu bien, dices, y dices bien. Tampoco las empresas tabacaleras, las que fabrican licores y cervezas, o comida chatarra o refrescos. Aguas con esas también.
    3. Si algo hemos aprendido de “todo este desastre en el que estamos metidos” es que los narcos no están solos. Los acompañan policías, alcaldes y políticos de todo nivel. La política y el narco van de la mano. Las familias que controlan la droga controlan la política. El dinero del gobierno se usa para pagarle a policías que además trabajan para el narco. O sea que el dinero público subsidia las actividades del narco. O sea que pagar impuestos también acaba siendo pagarle al narco. ¿Dejamos también de hacer eso?

    Saludos.

    Reply
  2. Ody

    no necesito a un idiota que me diga a quien comprarle o que consumir o que no consumir, no es mi culpa haber nacido en país de pinches mochos de mierda, ¡viva la hierba hijos de la verga!

    Reply
  3. Ody

    no necesito a un idiota que me diga que consumir o que no consumir, no es mi culpa haber nacido en un pueblo de pinches mochos, ¡viva la hierba hijos de la verga!

    Reply
  4. L'via DmRd

    Seguramente todos estamos llenos de buenas intenciones, difiero olímpicamente con su punto de vista. Me parece opaco y esa opacidad no es por su tan sobrelíneada experiencia sino más bien por la información, de hecho cualquier persona que haya tenido un problema de abuso en consumo de drogas debe ser más honesto consigo mismo sobre todo si pretende ser un ejemplo de “buen ciudadano”, repito “buenas intenciones” las hay en todos pero su utilidad es para nada y para un carajo. Uno debe alimentarse más de conocimiento antes de meterse hasta el fondo de esa bolsita de cocaína, de esas pastitas y etc, los alucínogenos por ejemplo tiene usos milenarios no sólo en México en todo el mundo mi estimado, que alguien le diera el valor que tiene en el mercado es otra historia y que unos sean atascados también es otra señor Pereda. Existen un sin fin de drogas naturales que sirven incluso para curar adicciones que usted no se haya enterado no es culpa de su dealer es suya, que usted se paso y se metió hasta el dedo (sin ofender) también es responsabilidad suya, yo estoy segura que nadie debe pretender imponer su moral a nadie, le menciono también que las drogas psioactivas también tiene fines curativos sobre todo en la psicología además de que dudo mucho que Freud hubiera tenido tanto éxito con el psicoanálisis sin el uso que el mismo le dio a la cocaína, ni que decir de los fines recreativos y claro es más un problema de legalidad pero señalando o enjuiciando no se genera el diálogo sólo se hace más amplia la desinformación en el entorno, por cierto si va referir que con llantos moralinos mejor primero vaya a pedir perdón a su cuerpo porque le aseguró que nadie le puso una pistola en la cabeza y le dijo ponte hasta el huevo eso te hará sentir mejor, las drogas son un tema que no se define en buenos y malos es un poco más complejo y se requiere de mayor criterio para hablar de ello, lo que sucede es que siguen siendo tabú precisamente por la mala fama que usted mismo al mal emplearlas nos comenta. Y también hay un sin fin de documentales de la National Geographic, del escritor Aldous Huxley//Las puertas de la percepción y si tiene tiempo le recomiendo buscar su biografía, Aldous recibió la muerte en su casa con una tranquilidad y una dosis de LSD entre ese lapso de irse al otra lado su compañera le tomo notas como él indicó para entender el proceso (insisto es más complejo) el consumo de cualquier droga es responsabilidad de uno. Porque si discutimos de que es lo que hunde a este país en los primeros lugares encontraremos lo que para mí usted expresa en este breve documento, la doble moral a la que se nos pretende acostumbrar y de eso no vamos mucho señor. Y sí, soy consumidora, consumidora responsable y documentada.

    Reply
  5. omar

    De acuerdo. Es muy difícil poder ser congruentes en un país donde casi nadie puede aventar la primera piedra. Es difícil serlo, a ti te ha costado, muchos debemos, ¡debemos!, hacer el esfuerzo.

    Reply
  6. Marco

    Bastante respetable la opinión de un adicto en recuperación y claro está, cómo lo dice el autor del artículo, su condición de enfermo le durará toda la vida.

    Y me parece que juzga sin fundamento a los marchistas, asegurando que después de una marcha, llegando a su casa se “dan un toque”. ¿Todos? ¿Los padres de las víctimas? ¿Hay incongruencia en estar enojado y el hecho que asesinaron a uno de sus hijos?

    Pero no creo que la causa del narcotráfico, sean los adictos o el mariguanillo de banqueta. Creo que es completamente al contrario.

    El narco es un negocio de hace mucho tiempo que vende un producto y lo pone al alcance de un mercado consumidor. Así como empresas ofrecen otros productos, como el alcohol, los cigarros, los videjuegos, el internet, por mencionar algunos. Lo único que los diferencia de la droga, es que estos son “regulados legalmente”.

    Cualquiera de estos productos puede crear adicciones o enfermedades tan fuertes como la droga, pero son, digamos, “socialmente aceptados”. ¿Y por ser productos de riesgo hay que decirle a la gente que no los compre? ¿Porqué son la causa de existan monopolios acumuladores de riqueza?

    Tal como con la droga, el consumo y abuso de estos productos siempre será una decisión totalmente individual. Y parece, al menos así lo demuestran los hechos, no hay recomendación o programas de prevención, que lo hayan evitado.

    En esta perspectiva:

    ¿Sería suficiente con decirle al alcohólico adinerado, ya no tomes, de esa forma ya no enriquecerás a la Bacardí?

    ¿Bastaría con decirle a los adictos que no consuman y no compren droga, porqué así se resolverá el problema del narcotráfico?

    O al mariguanillo de banqueta “carnal, ya no te drogues, si lo dejas, resolverás el problema del narcotráfico”. Lo dudo… A un adicto activo, es lo que menos le interesa, peor aún, ni conciencia tiene de la realidad.

    Existen formas de prevención de adicciones, unas más efectivas que otras, pero no creo que unas de ellas sean:

    “Si estás indignado no le des tu dinero al narco”

    ó

    “No consumas, porqué el narcotráfico seguirá creciendo, asesinando, comprando autoridades y corrompiendo políticos.”

    Me parecen argumentos muy endebles…

    Reply
  7. Rocko

    Excelente nota, señor Chuck, pero además de felicitarlo quisiera saber si existen programas grabados de Entre El Cielo Y El Infierno

    Reply
  8. Israel

    De acuerdo en casi todo.Mientras las drogas sigan siendo ilegales en México adicto y traficante deberían ir a la cárcel, pero el adicto si merece un tratamiento para superar su adicción, NO ENFERMEDAD. Como aquel episodio de South Park con la figura de la virgen sangrante.

    Reply
  9. Juan Pablo

    El narcotráfico, por mal que se escuche, es una negocio el cual nunca va a dejar este país. Vivimos atormentados de nuestros propios errores, al igual que todos los países del mundo, no somos los únicos.
    La droga es un negocio a nivel mundial el cual no puede apagarse, de hacerse eso, se realizaría algo mas para sustentar y evolucionar tal negocio.

    Reply
  10. Anna

    Recomiendo también la lectura de la obra de Roberto Saviano, un periodista italiano dedicado a investigar como funciona actualmente el narcotráfico. El libro “Gomorra” habla de los grupos criminales de Nápoles y como estos ya no controlan únicamente la venta de drogas, sino la construcción de edificios, fraccionamientos, etc. así como los tiraderos de basura tóxica proveniente de los residuos industriales de fabricas de toda Europa. Y el libro “Cero cero cero” habla del narcotráfico en México, específicamente de la cocaína, de México para el mundo.

    Reply
  11. EVE TORRES

    LA CUESTION ES QUE ESTOY INDIGNADO Y NO LE DOY MI DINRO AL NARCO, SINO QUE EL NARCO ME LO QUITA, A VER, QUE HAGO CON ESO? CUANDO ME AMENAZA, EXTORCIONA, CHANTAJEA

    Reply
  12. alberto

    llevo 5 años sin pagar a nadie por drogas, no diré que las cosecho, porque para el gobierno es ilegal plantar algunas plantas en el planeta, pero mi vida no ha cambiado mucho desde entonces, el consumo de marihuana es mínimo frente al de solventes u otras sustancias no penalizadas, y que sin embargo, destruyen a diario a miles (cientos de miles) de personas (niñas y niños) que viven en la pobreza. Ni hablar de las drogas de los ricos. Así que la congruencia va más allá de fumar un porro o no, porque día a día pago impuestos, no los percibo porque no llegan en forma de recibo cada mes, pero ahí están, en alimentos, en medicinas, en la estúpida gasolina (aunque ni coche tengo), y todo ese dinero que pago sin darme cuenta que va directo a las arcas del (narco)gobierno.

    El título dice ‘si en verdad estás indignado no le des tu dinero al narco’, bueno, mi pregunta sería, quién o qué es ese famoso narco al que todos le echan la culpa?

    Reply
  13. Carlos

    Estás mal. Si el dinero de la venta de las drogas va a las manos de la delincuencia, ello se debe a la prohibición, no a al consumo.

    El problema de la adicción es problema del adicto. Mi papá me enseño a beber y a la fecha bebo con él, sin que sea mi enemigo ni me desee el mal.

    El Estado no puede decidir por las personas y solo pude limitar nuestra conducta en la medida en que dañe a los demás. Inhalar perico no daña a terceros, como tampoco consumir rivotril en una farmacia (el humo de tabaco, que es legal, si daña al fumador pasivo).

    Reply
  14. Analee

    Tu visión de como funciona el narcos y la situación de violencia en México es muy superficial o muy desinformada. De entrada te recuerdo que los principales consumidores no están en el país. El narco no vive solo de las drogas y de hecho el quitarles ese ingreso solo va a conseguir que sus otros negocios (extorsión, secuestro, trata de personas y de armas) aumente para compensar la perdida. El problema de México no es el consumo de drogas sino la impunidad y corrupción.

    Reply
  15. Alejandra

    No podría estar más de acuerdo con todo lo que dices, desde la parte del doble discurso en estos días de marcha pacifista versus fuma Mota y deja de meterte en ml vida porque soy libre.
    Un churro para muchos no cambiará la situación del narco, igual que para muchos una basura arrojada desde la ventanilla del auto no hará un país menos contaminado. Todo ello sin mencionar el
    Grave problema de salud que todo esto trae. Y como bien dicho está “el
    Adicto es un enfermo que necesita tratamiento y no cárcel, mientras que el que merece ir al tambo es el traficante”.

    Reply
  16. ABRAHAM

    No, Chuck Pereda. Tu discurso “si de verdad estás indignado, no le des tu dinero al narco” sugiere que un consumidor de sustancias ilegales que las obtiene del narco no tiene derecho a estar indignado por los sucesos del caso Ayotzinapa y por la complicidad del gobierno con el crimen organizado. Vaya estupidez. Me recuerda al “si no votas, cállate”, otra postura oficialista disfrazada de subversión. ¿Es que no existen los dilemas morales? ¿No es la incongruencia una condición humana? ¿Quieres decirme que tú eres 100% congruente en absolutamente todo lo que dices y haces? Claro que tenemos derecho a indignarnos y tampoco es que podamos evitarlo. De hecho, los que estamos bien informados nos indignamos aún más porque conocemos a fondo el funcionamiento de esta complicidad y nos resulta de lo más bajo y ruin que debajo de todo esto esté el dinero de las sustancias que consumimos. Entiendo el sentimiento detrás de lo que escribes y desde luego que me provoca culpabilidad, como supongo que a cualquier consumidor decente. Mi manera de aportar es promover la legalización (ya sabes, algo que de hecho resolvería el problema) en todos mis círculos sociales y apoyar la causa con acciones políticas como manifestaciones. Claro, podría renunciar al LSD de por vida, pero me desmotiva mucho saber que no ayudaría y que no serviría para absolutamente nada más que para sentirme “congruente” (aunque seguramente haya otras áreas de mi vida donde no lo soy al 100%). Ojalá que gente con audiencia como tú se dedicara a escribir más sobre legalización y menos sobre “dejar de darle tu dinero al narco”, como si el mercado consumidor de sustancias ilegales fuera a desaparecer. Qué mamada. Así como la abstinencia no es un método anticonceptivo, lo que propones no es una solución, sino un llamado iluso y vacío que niega el problema.

    Reply
  17. Gabriela

    Hola! Muy bien por tu texto. Te felicito por poner esta perspectiva de todo este asunto.
    Saludos!

    Reply
  18. Lorena

    Hay una serie de imprecisiones y prejuicios en tu texto que son producto de una gran ignorancia. Que tu criterio se desprenda de un par de documentales vistos habla de una gran pobreza.

    Primero: “la guerra contra el narcotráfico” no es tal. Felipe Calderón “declaró la guerra al narco” como una estrategia solamente mediatica para legitimarse en la presidencia ante el probado fraude electoral que lo llevó al poder. Y no fue declararle la guerra, sino aliarse con el cártel de Sinaloa para combatir a los otros cárteles. Su guerra, que fue la de un cártel aliado con el Estado contra otros es lo que tiene sumido a México en esta tragedia.
    Segundo: desde la “guerra contra el narco” el consumo de drogas en México lejos de menguar, ha crecido, lo que muestra que ni contra el tráfico ni contra las drogas es la violencia, sino es una disputa por las plazas, y algo aún más importante: la violencia en México tiene que ver con el consumo, sí, pero en países como Estados Unidos. Nuestro país es una de las principales rutas de tráfico, sobre todo desde que los gringos decidieron cerrar la ruta que pasaba por Florida.
    Tercero: lo que sucedió en Iguala con los estudiantes de Ayotzinapa no tiene nada que ver con un “enfrentamiento” entre cárteles. Ellos son estudiantes indígenas que se forman para ser profesores en zonas rurales y que por su misma labor, por su formación política y combatividad son criminalizados. El gobierno de Guerrero, ese sí, aliado con un cártel, el de Guerreros Unidos, es el responsable de su desaparición.
    Y por último: quienes protestan no deben ser criminalizados o cuestionar su probidad moral por el hecho de consumir o no drogas. La situación del país tiene que ver con las alianzas del Estado con los cárteles, con los intereses económicos locales y globales, con la desaparición de los derechos sociales, con la injusticia y la impunidad, con la venta de nuestros recursos naturales. En último lugar tendría que ver con el consumo de drogas en el país. Criminalizar el consumo no conduce más que a la violencia, como muchas experiencias lo han demostrado.

    Reply
    • Chuck Pereda

      Estoy de acuerdo en varios puntos, principalmente en que no se debe criminalizar a los que marchan (si te fijas bien, yo nunca lo dije) y en que criminalizar las drogas lleva sólo a más violencia. Lo de Ayotzinapa, en efecto, es un crimen de estado perpetrado por narcos en conjunto con el gobierno local, quién manda sobre quién es todo un tema siendo que es el mejor ejemplo de narcogobierno, cuando pido congruencia me refiero a que, por más que México no sea el principal consumidor (de coca y marihuana, en anfetaminas estamos entre los primeros diez,) ese dinero se va a compra de armas y tráfico de personas. Ahora, no nada más he visto estos documentales, son los que cito para que los que leen el blog vean en caso de que quieran entender muy por encimita de qué va el tema.

      Reply
    • Chuck Pereda

      Ya toqué el tema con petit machine, respecto a mi full disclosure no puedo hacer nada, pero la confusión es que por mi redacción parecía que yo estaba diciendo que el desastre son las marchas y las protestas y no es el caso, el desastre al que me refiero es la narcoviolencia y la corrupción en el gobierno. Yo me sostengo en que, salvo que una auditoría diga lo contrario, el (tal vez poco) dinero que le entre al narco en territorio nacional se va directo a: compra de armas, tráfico de personas, delincuencia organizada. Sigo creyendo que es incongruente comprar y exigir que no haya narcoviolencia, mejor siémbrenla, la neta.

      Reply
  19. ABRAHAM

    ¿Por qué otros comentarios sí fueron aprobados y recibieron respuesta y el mío no? Saludos.

    Reply
  20. Jorge Sayegh

    Estimado Chuck
    Lo primero que debo hacer es felicitarlo porque lleva 5 años sobrio. No es fácil e implica una voluntad y perseverancia encomiable.Pero creo que en su artículo confunde algunos conceptos esenciales.
    Estamos de acuerdo con que las drogas son dañinas. Cómo también pueden serlo muchas cosas (casi todas): grasas saturadas, música de Arjona, parapentes o matrimonios por conveniencia. La vida es así y, por lo que puedo deducir (este artículo me llegó de carambola internetiana), usted lo sabe muy bien. Pero que las drogas, usadas en exceso, puedan ser dañinas, no las convierte en candidatas a la abstinencia… o la prohibición. En el caso de este artículo, a la auto-prohibición.
    El problema de las drogas pasa por un problema esencial de derechos humanos y libertad individual. Pongámoslo en estos términos: si soy mayor de edad y tengo derecho a votar por alcaldes y presidentes, a manejar un auto que atropella ancianas o ensillare en un ejercito que mata enemigos y, a veces, amigos… tengo también derecho a “esnifarme” unas líneas, aspirar mariguana o inyectarme heroína. Es mi vida, mi cuerpo y mi dinero.
    Usted, amigo Chuck, tiene todo el derecho de no consumir nada que no quiera consumir. Pero ¿por qué reprimir a los demás? El argumento de que así se colabora con el delito del narcotráfico es un argumento falaz, porque el comercio de estas sustancias está tipificado como delito por razones políticas y moralistas. Como alguna vez fue ilegal el divorcio, hoy es “delito” el comercio de las drogas.

    Reply
  21. Arturo Güicochea

    Al respecto de marchas y mea culpa:
    “Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!”
    Noam Chomsky, 10 estrategias de manipulación

    Reply
  22. Daniel Wayas

    Me pareció interesante tu opinión, pero te propongo otra cosa, si de verdad estas indignado, no le des tu dinero a las corporaciones que se encargan de mantener ignorantes e infantiles las mentes de millones de personas, no le des tu dinero a las empresas que se encargan de explotar cualquier recurso (hasta humano) que tengan a su alcance, no le des dinero a las compañías que se encargan de ocultar acontecimientos que no las favorecen, no le des tu dinero a organizaciones gabachas que solo sirven como liendres al succionar los recursos naturales, tecnológicos y económicos de México.

    Creo y es lógico pensar que la “narcoviolencia” y la “corrupción” que imperan en México no son mas que síntomas de un problema mucho mucho mas grabe, la decadencia del sistema social actual, se haga lo que se haga, nunca va a dejar de haber violencia (si los M&Ms fueran ilegales seria exactamente lo mismo) por cualquier cosa si no aprendemos a vivir en sociedad, sin egoísmo y sin egocentrismo, es una utopía, pero si ahorita vivimos en la utopía del capitalismo (donde cualquiera con suficiente dinero puede comprar y vender absolutamente todo, hasta personas), con suficiente trabajo creo que es posible cambiarla a la utopía del socialismo, donde, como decía Rousseau, nadie sea tan rico como para poder comprar a nadie mas y que nadie sea tan pobre como para necesitar venderse.

    Y si hablamos de soluciones temporales a corto plazo, lo mejor siempre a sido la legalización, no esa tontería de no darle dinero al narco (digo tontería porque ni siquiera es de nosotros de donde obtienen sus principales ganancias, es del mercado gringo, así que ni aunque dejáramos de consumir drogas ilegales en México se va a dejar de producir o transportar drogas, porque la demanda siempre va a existir en el norte).

    Reply
  23. Gabriel Reyes

    Chuck Pereda: Eres la única persona que piensa lo que dices en tu artículo. Sólo yo comparto tu opinión al 100%. Lo que mas adora la gente es pensar que son inocentes. Y culpar a alguien mas. Para ver lo que pasa cuando alguien compra hasta el mas mínimo producto estupefaciente solo hay que ver la sección del blog del narco con los videos en los que torturan gente y los cortan en pedazos. Cuando un drogadicto compra droga, la droga que sea, le está pagando a alguien mas por matar a alguien inocente de manera directa. Pero eso nadie te lo va a creer. Lo negarán hasta la muerte. El pensamiento mágico va muy lejos. Y te dirán los discursos mas grandilocuentes y muy bien articulados para insistir que son inocentes y que cuando compran mota o coca no le están haciendo daño a nadie. Chance hasta te mandan un artículo escrito por algún “intelectual” muy reconocido para comprobar que ellos tienen razón y tu no. Un libro en pdf, un artículo muy extenso y bien escrito, del señor Fulanito de Tal, super respetado por el mundo entero y además una especie de escritor beatnick brillante quién nunca se equivoca y tal vez hasta vivió hasta los 90 años en heroína… alguien así o algún ganador del novel. Hay muchos autores de esos que defienden las drogas a capa y espada, para el deleite de los drogadictos y la justificación de sus acciones. Incluso la gente se enoja cuando se les cuestiona sobre el tema de la drogas, sugiriendo que tal vez hay algo que no está bien en todo eso. La droga es la mas fuerte religión. Es indestructible la adicción. Y nadie acepta ser adicto. No importa que lleven 20 años fumando mariguana, siempre dicen: la puedo dejar cuando quiera. Y a mi me parece que la gente puede hacer de su vida lo que sea. Que tomen sus riesgos de salud, esa es su decisión. Pero están afectando a terceros (de manera brutal) con el consumo de drogas ilegales. Yo estoy en contra del uso de las drogas recreativas pero para que ya dejen de matar y descuartizar gente estoy a favor de la legalización total de las drogas. ¿Para qué despenalizar tres drogas si cada día sale una nueva con la que se puede armar un cartel nuevo con nefastas capacidades de herir y dar muerte a gente inocente? Opino que legalicen todas la drogas para que la pobre gente que vive a la merced de esa violencia colosal ya no tenga que sufrir y morir en grandes cantidades. Así como el fumador toma su riesgo, el drogadicto sabe que también es un riesgo consumir su droga de preferencia, soy de la idea de que el riesgo debe ser para el usuario, no para personas que no están involucradas en el narcotráfico ni en el consumo de drogas y tienen derecho de vivir tranquilos, en un pueblito o en donde sea, dedicándose a otras cosas. Y en lo que legalizan las drogas la gente que las consume debería tener piedad de todas las personas que viven esclavizadas por los carteles sembrando droga y muriendo por la violencia de los verdugos asalariados del narco, los adictos deberían darle chance de vivir a toda esa gente a quienes vemos morir en el blog del narco, sacrificados por todos aquellos que solo se quieren “divertir”. Tener piedad de esa gente sería no comprar mas droga ilegal. Pero eso tan solo es un sueño porque la gente adora comprar droga ilegal y ni siquiera puede decidir si quiere comprar mas o no: son adictos, es demasiado tarde, no pueden elegir si compran mas o no, son ya esclavos, ellos también, del narco. La esclavitud moderna mas poderosa que existe es la drogadicción. Opino: no mas violencia. Chuck Pereda: Tienes toda la razón. Pero nadie te va a creer. Con una sola excepción.

    Reply
  24. Mariana

    Ya somos tres. Estoy absolutamente de acuerdo contigo, y me caen en el hígado todos estos que #yasecansaron pero no te metas con su sacrosanto toque y su inmaculada raya porque ahí si no procede. Hipócritas, acomodaticios, malcriados, y faroles.

    Reply

Leave a Reply to AC Cancel Reply

Your email address will not be published.