Catrinas, calacas, calaveritas comestibles y en forma de poesía; ofrendas a los muertos con pan, caramelos, tequila, coca-cola, fotos, flores…; papel picado, comidas junto a las tumbas de los seres queridos que nos dejaron, un impresionante y atractivo colorido donde sea que poses la mirada… Y todo ello con sonrisas, celebraciones, música y vitalidad… mezclada por supuesto con algunos recuerdos tristes y melancólicos y momentos de ‘bajón anímico’, pero aun así mucha vitalidad.

Para los que vivimos en México, quizá ya no nos sorprendan tanto estas cosas y hasta es posible que hayamos empezado a darlo por hecho y a dejarlo de valorar. Para los que venimos de fuera (sí, uso la primera persona en ambos casos), el Día de Muertos es sin duda uno de los grandes atractivos de este sorprendente país.

Día de Muertos 2014, Editada

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Prueba de ello es el papel que la propia fiesta ha tomado (aunque haya habido dinero de por medio, parece ser) en la mundialmente conocida saga de James Bond, con la representación que de ella se hace en ‘Spectre’.

Día de Muertos, Spectre

Y sin irse tan ‘lejos’, basta dar una vuelta por el Centro Histórico del DF en estas fechas para escuchar con bastante frecuencia el idioma inglés –además de los turistas hispanohablantes no mexicanos, que también serán muchos-.

Un Centro Histórico capitalino que en estas fechas se ha llenado de catrinas y ofrendas en las calles y en las que los paseantes añaden su aportación;

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Entre las que destacan la magnífica y graciosa ofrenda de la Catedral

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Foto: El Salvavidas (C.G.)

… y la imponente catrina del Zócalo.

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Así como la ofrenda conmemorativa del 30 aniversario del terremoto de 1985.

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Foto: El Salvavidas (C.G.)

Sin embargo, también se oye de vez en cuando eso de que ya llega “Halloween”, y se ven disfraces más propios de la fiesta comercial estadounidense que de la popular mexicana. Esperemos que no sea el principio del fin de una fiesta única en el mundo que debería protegerse a toda costa. Esperemos que no pierda importancia ni la devore Halloween, pues este, por especial y atractivo que sea, lo tienen casi todos los países…

Esperemos seguir disfrutando de una tradición que solo se encuentra en México.

Esperemos que nunca muera el Día de Muertos…

Leave a Reply

Your email address will not be published.