Pues sí, amanecí resfriado el primero de enero para no faltar a la bonita costumbre Godínez de enfermarme en MÍ tiempo libre y, si se puede, mantener ese resfriado hasta que llegue la hora de regresar al trabajo para así pasármela del culo la mayor cantidad de días posibles…  Increíble, #Not!

Pero bueno, es hora de atacar mitos y realidades del resfriado común porque muchos no sabemos realmente de qué va y cómo atacarlo sin placebos, es decir, con cosas que funcionen de verdad y no tanto con remedios de abuelita, salvo que éstos prueben medianamente su eficacia.

Empecemos por decir que un nuevo estudio acaba de comprobar que SÍ hay una relación entre frío y resfriado si bien sigue siendo una condición sine qua non que entres en contacto con alguien que te pase el virus. Este estudio probó que las defensas del cuerpo, en particular las de la nariz (lugar por done entra el rinovirus,) se atontan con los climas muy fríos y que, por ende, eres más susceptible de dejar que pase el bicho y te dé con Toño.

El segundo gran mito que vale la pena atajar es el de si tomar o no antibióticos, la respuesta es NO. El resfriado es un virus y los antibióticos atacan a las bacterias, es como querer apagar un fuego bailando zarzuela: no tienen nada que ver entre sí. Es por eso que, a menos de que ese resfriado se vuelva una infección, lo mejor es no tomar antibióticos sobre todo porque tu cuerpo va generando resistencias y, eventualmente, serán menos efectivos cuando de verdad los necesites.

Así que, con este par muy importante de datos a nuestras espaldas, es hora de hacer un listado breve de cosas que sí funcionan cuando estás MUY resfriado, en el entendido de que están por encima de los resultados aventados por placebos i.e. sí funcionan, o por lo menos funcionan mejor que la medicina alternativa:

-No necesitas dosis gigantescas de vitamina C.- Los doctores no se ponen de acuerdo, pero el consenso generalizado va de que no hace una diferencia real que tomes más o menos vitamina C, vamos, no es malo porque con la dieta regular del ciudadano promedio es muy posible que no tomes las suficientes vitaminas, pero la vitamina C no te saca más rápido de un resfriado sino que, más bien, te ayuda a que no te dé uno.

Dicho lo cual:

-Las pastillas de vitamina C con zinc y echinacea sí hacen un paro.- Una vez que la oficina entera (estoy hablando de 7 personas) no podía salir de un resfriado recurrente, probamos con las famosas zinc lozenges de GNC y, santo remedio, nos hizo tremendo paro. El zinc puede reducir en uno o dos días la duración del resfriado, en especial si se toma dentro de las 24 horas de los primeros síntomas. La echinacea también funciona, pero no para prevenir, como se piensa comúnmente, sino una vez que estás resfriado. Estudios han probado su eficacia por encima del nivel de un placebo para reducir el tiempo de un resfriado, pero el problema es que dependes enteramente de la calidad de la echinacea, así que GNC es lo más decente que puedes conseguir. Eso sí, al tiro porque hay a quien le empeora el asma la echinacea.

-El jengibre también funciona.- Las tiendas naturistas te quieren vender el jengibre como un antibiótico natural y no es el caso, pero lo que sí tiene son propiedades antihistamínicas y decongestionantes, así que te puede ayudar para reducir las molestias del resfriado, si bien NO te lo cura. Lo que sí, debes de tener cuidado porque no está indicado si tienes la garganta irritada.

-Toma un chingo de agua y suénate un putero de veces.- Tragarte los mocos va a mantener la infección dentro de tu puerco, además de que inhalarlos te va a dar un dolor de cabeza o sienes que ya te cuento, mejor usa un spray nasal con solución salina para sonarte un restorán y sacar todos esos bichos hacia fuera de ese cuerpecito chambeador, NO uses spray con zinc porque te puede dañar el sentido del olfato y, por último, beber chingos de agua te ayudará a que no te deshidrates, en especial si tienes fiebre.

-Descansa.- Sí, ya sabemos que tienes un bomberazo con el cliente esperando los resultados de todo un año de proyecciones, pero pedir un día libre puede ser un mejor remedio que todo lo arriba mencionado junto, tu cuerpo necesita reponerse.

Leave a Reply

Your email address will not be published.