Los gringos, específicamente la gente de Nueva York, iniciaron el mes de julio con una noticia que no sabemos si le encantó a todos ya que las autoridades de dicha ciudad prohibieron que restaurantes, cafeterías y cualquier puesto que venda comida ofrezcan sus productos en recipientes de unicel.

Bill de Blasio, alcande de la ciudad, tomó esta medida para volverse un sitio más ecológico ya que este material tarda más de 100 años en degradarse, así que el primer vaso de unicel que utilizó la humanidad debe estar reposando en algún basurero. Esta medida se ha tomado en otras ciudades como Washington DC y San Francisco.

A pesar de ser lo menos amigables con el medio ambiente, los recipientes de unicel son baratos y prácticos para transportar alimentos, así que nos pusimos a pensar qué pasaría si en México se aplicara esta medida, ¿qué alimentos o bebidas empezaríamos a consumir de otra manera o, de plano, tendríamos que ir olvidando?

Esquites

esquites

Puede que no seamos los más religiosos, lo cierto es que siempre que se nos antojan unos esquites buscamos en la iglesia más cercana. Si prohibieran el unicel, ¿tendríamos que llevar nuestro vasito al puesto?

Café

café

Esa bebida que compramos para ir a la oficina en los triciclos que venden pan tal vez costaría un poco más, dado que los vasos de otros materiales son un poco más costosos. Aquí no habría tanto problema porque el café perfectamente se puede beber en vasos de cartón, lo que sí es que se enfría más rápido.

Sopa instantánea

maruchan

Son malísimas para la salud pero en un momento de prisa y hambre todos hemos terminado comiendo esto. Ojalá desapareciera el unicel y que, de paso, se lleve este “alimento”.

Atole

atole

El 96,7 por ciento de los Godínez del mundo desacompletarían su dieta diaria si el atole ya no se sirviera en vasitos de unicel.

Chilaquiles

chilaquiles

¿Qué será de los desayuno para llevar sin unicel? En México es típico el “tuppercito” para comer en casa o para ir comiendo delicias calóricas como unos buenos chilaquiles.

 

Suena a que sería tristísima la vida sin unicel pero en realidad darle respiros al planeta son necesarios, ¿qué tanto les molestaría ir por comida y llevar sus propios recipientes? A nosotros la verdad no, hasta es más práctico guardar las sobras.

Leave a Reply

Your email address will not be published.