Hubo un momento en la historia de la humanidad en la que un pequeño ser amarillo dominó al mundo… Obvio nos referimos a Pikachu, el personaje principal de Pokemon, una serie animada que básicamente se centraba en lo que le pasaba a la criatura antes mencionada y su amo, un niño llamado Ash. Además de Pikachu contaban con otros 149 personajes (aunque después salieron más) cuyos nombres aún recordamos cuando nos ponen a prueba.

Pikachu era una mezcla algo extraña, aunque sus creadores lo definían como una rata eléctrica. A pesar de ello siempre pensamos que era demasiado adorable y hacíamos que nuestros papás nos compran todo lo relacionado con la serie y el personaje.

Pokemon fue algo así como Dragon Ball para los que crecimos entre los 90s y 00s, el punto es que mientras nosotros tenemos shows de botargas como el de la famosa vaquita de Alpura…

…0 el oso de una marca de colchones…

…los japoneses siguen enamorados de Pokemon por lo que crearon un festival que se llama Pikachu Outbreak, que no es más que el momento de celebrar la existencia de este adorable personaje. Los que van se ponen sus gorritas, playeras y demás para ver algo realmente tierno: varias botargas del personaje bailando diferentes coreografías y ritmos.

El lugar en donde esto se lleva a cabo es la ciudad de Yokohama a la que viajan cientos de fans de la caricatura cada año para ver esto:

O esta línea de baile en la que los Pikachus no pierden la coordinación.

Esto se lleva a cabo en distintos puntos de la ciudad y cada vez le meten más producción.

¿Acaso no son adorables estos marineritos Pokemon? <3 _ <3

Leave a Reply

Your email address will not be published.