“Bueno, las cosas se agotan… ¿No?, y los sonidos también. En definitiva, la música es el arte de combinar sonidos. Hay que buscar situaciones. Que sean nuevas o recuperar cosas que puedan llevar a nuevos caminos, aunque ya hayan sido transitados de alguna manera” me contestó Gustavo Cerati en una entrevista a pregunta expresa acerca de la similitud sónica de su disco solista Ahí Vamos y su trabajo con Soda Stereo y que resulta vigente en torno a su legado musical a un trimestre de su primer aniversario luctuoso.

Todavía no ha pasado ni un año desde que Gustavo Cerati partió, pero continúa más presente que nunca, sus canciones están llevando a nuevos caminos, a otras reinterpretaciones. Apenas se dio a conocer que el Cirque Du Soleil prepara un show inspirado en Soda Stereo para sumarse a canciones suyas reversionadas, como la que hicieran Enrique Bunbury y Andrés Calamaro durante su reciente gira en conjunto, una recopilación de sus éxitos, así como biografías y documentales no autorizados y un homenaje de parte de la banda que lo acompañaba en vivo en su etapa solista.

En cuanto a la compañía canadiense, esta ofrecerá un show tributo a la mítica banda argentina cuya creación correrá a cargo de los otros dos ex integrantes del trío argentino: Charly Alberti (baterista) y Zeta Bosio (bajista). El espectáculo se estrenará en Argentina en 2017 para posteriormente visitar Chile, México y otros países.

“Hubo que buscar recuerdos dentro de cada uno, revisar situaciones que estaban un poco olvidadas. Hubo que explicar la estética que trajo cada disco nuevo, el despliegue escénico de cada presentación en vivo. Quieren entender qué nos sucedió a cada uno de nosotros en aquel momento, y qué nos sucede ahora cuando lo recordamos”, explicó el baterista de la agrupación en una charla con el periódico argentino La Nación.

En el tema de las reversiones, fueron sus dos colegas, los españoles Enrique Bunbury y Andrés Calamaro quienes crearon su propia versión de “Crimen” que fuera grabada en vivo en México durante sus presentaciones en lugares como el Foro Sol entre octubre y noviembre de 2014 y este mismo año fuera lanzada como primer sencillo de su álbum en directo llamado Los Hijos del Pueblo. La canción es fiel a la versión original, salvo mínimas diferencias en el fraseo, pues respeta a la original en su estructura, arreglos e instrumentación.

Apenas hace unos días se lanzó un álbum recopilatorio de nombre Cerati Infinito para recordar al músico que el próximo 11 de agosto cumpliría 56 años de edad. Además de sus éxitos en solitario como “Crimen”, “Puente”, “Lisa”, “Cosas Imposibles”,” Adiós”, “Me Quedo Aquí”, “La Excepción”, “Paseo Inmoral” y otras, se incluyen un par de poemas, uno de la autoría de su progenitora Lilian Clark y otro de Luis Alberto Spinetta.

Desde aquel 4 de septiembre de 2014 en que el músico dejó de existir, una ola de biografías y documentales en torno a la vida del rockero argentino se han dejado venir, sin obtener autorización de la familia, pese a que uno de los libros corrió a cargo de Juan Morris, un periodista de las latitudes del fallecido músico, al que la madre del creador de “Adiós” le invitó alguna vez a ver la habitación que el creador de “Persiana Americana” ocupara hasta los 25 años de edad en la casa de la familia.

Gustavo Cerati recibirá un homenaje póstumo el próximo 21 de junio a cargo de Richard Coleman (segunda guitarra), Leandro Fresco (sintetizadores), Fernando Nalé (bajo), Gonzalo Córdova (guitarra) y Martín Carrizo (batería), quienes conformaran su banda que lo acompañó en su etapa en solitario. La sede será el Planetario de la ciudad de Buenos Aires, donde los seguidores del ex líder de Soda Stero se reunieron durante los cuatros años que el artista estuvo en coma para rezar porque despertara. Ricardo Mollo, Fito Páez, Babasónicos, Miranda y su hijo Benito Cerati estarán presentes.

“Más allá de a lo que se dedique, porque yo no le marco un camino, creo que sus juguetes en gran parte son mis propios instrumentos y eso hizo que él empezara a hacer música, tener un teclado ahí o una guitarra en vez de tener una pelota de fútbol, aunque ésta no le vendría nada mal, para que tampoco esté todo el tiempo metido en la música”, fue lo que el músico argentino me dijo precisamente respecto a su hijo en aquella entrevista que se publicara en la revista La Mosca.

Leave a Reply

Your email address will not be published.