Las redes sociales una vez más lograron exponer y denunciar un caso de corrupción internacional, sin embargo, el caso de nuestro país vecino es más un “Verano”, que podría destapar todo un “Otoño” de manifestaciones similares en Latinoamérica. Y México no es la excepción.

hasta bufandas

Hoy, 3 de septiembre, Guatemala aceptó la renuncia del ahora expresidente Otto Pérez Molina, dando lugar a un caso sin precedentes en América Latina que fue calificado como La Primavera Guatemalteca: el primer movimiento en redes sociales que empoderó a la población en la región y que derivó en un cambio político efectivo.

Pero ¿cómo lograron eso? No es tan simple como sólo colocar un hashtag, pero un par de éstos sirvieron para que se diera de manera más organizada y mejor informada.

El 16 de abril de este año, el Ministerio Público de este país, junto con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, respaldada por la ONU, desarticularon una red de contrabando dedicada a la defraudación aduanera, en la cual estaban involucrados dos titulares de la Superintendencia de Administración Tributaria y el secretario privado de la Vicepresidencia.

El escándalo que siguió fue conocido como La Línea y las autoridades tanto nacionales como internacionales se vieron en la necesidad de reaccionar ante las manifestaciones de la población  de más de 32 mil personas en la capital de Guatemala el 25 de abril y de más de 57 mil el 16 de mayo.

La presión era mucha. Tanta, que el 8 de abril Roxana Baldetti presentó su renuncia como vicepresidenta, luego de que se diera a conocer su participación en el escándalo de corrupción aduanera.

GUATEMALA - PEREZ - IMMUNITY

#RenunciaYa no sólo en las calles se rompían récords de manifestaciones, en Twitter obtuvo el sábado 16 de mayo más de 130 mil menciones, recibiendo más de 4 millones 387 mil retuits. Luego, como actualmente lo están haciendo las grandes manifestaciones en redes sociales, este hashtag cambió para evitar desinformación y dispersión por bots o agentes gubernamentales, y se transformó en #RenunciaYaFase2 y en #16M.

“Sí, una vez más las redes sociales exhiben su músculo. Y no únicamente como formidable medio emergente en la construcción de la opinión pública; también como extraordinaria plataforma informativa para la organización cotidiana”, dijo Octavio Islas, miembro fundador de World Internet Project en México.

Octavio Islas también es director de Altos Estudios en Comunicación de la Universidad de los Hemisferios, Ecuador y director de la revista web Razón y Palabra.

En entrevista con El Salvavidas calificó la manifestación de los ciudadanos guatemaltecos y la eventual renuncia de su presidente, como un hecho sin precedentes en América Latina.

“Sí en América Latina. No en el mundo”, agregó. Como sabrán, esto tiene sus precedentes en la red en Islandia y en algunas naciones del mundo árabe, en los cuales la ciudadanía logró deponer a gobernantes autoritarios como Ben Ali en Túnez, Hosni Mubarak en Egipto y Ali Abdula Saleh en Yemen.

“Sí, una vez más las redes sociales exhiben su músculo. Y no únicamente como formidable medio emergente en la construcción de la opinión pública; también como extraordinaria plataforma informativa para la organización ciudadana”, detalló Islas.

De acuerdo con el experto, este poder de organización que Twitter dio a la población en Guatemala se dio porque los usuarios, jóvenes principalmente, entienden internet y los dispositivos móviles como poderosos instrumentos para vigilar las acciones del Estado. ¡No es malo!, esto ayuda a elevar de manera natural la vida democrática de las naciones, pues hay un mayor número de ciudadanos dispuestos a participar en asuntos públicos.

Hoy por ejemplo, el Congreso de Guatemala aceptó la renuncia de Otto Pérez Molina, luego de que 115 diputados recibieran una carta de exposición de motivos por parte del hoy expresidente.

Las comparaciones con México

Inevitables. Lo primero que hicieron ustedes luego de enterarse en redes sociales de que los ciudadanos en Guatemala habían “despedido” a su presidente fue tomar su teléfono y decir que ellos tienen muchos y los mexicanos no, (hashtags obvio).

Huevos!

Huevos!

Pero la Primavera guatemalteca llegó a finales de verano y como en todo cambio de estación, el clima cambia, para bien o para mal:

¿Es posible que pase algo así en México?

“Sí, sin embargo, el sistema político ha conseguido articular complejos mecanismos de contención a la acción ciudadana. Los gastados partidos políticos, leales al sistema, acaparan todos los recursos destinados a la participación electoral, y han impulsado las acciones necesarias para impedir la participación de ciudadanos independientes en la política”, dijo el entrevistado.

Uno de los mecanismos que han sido estudiados por activistas en México ha sido el despliegue de bots, cuentas automatizadas para seguir, replicar, contestar y desviar, el sentido de poderosos hashtags en México, como los del caso del asesinato de un periodista en la colonia Narvarte.

¿Sí se acuerdan no?

¿Sí se acuerdan no?

“Hay reminiscencias del movimiento social #YoSoy132, cuyos protagonistas fueron estudiantes de la Universidad Iberoamericana. En días pasados el previsible resultado de las “investigaciones” realizadas por Virgilio Andrade Martínez, titular de la Oficina de la Función Pública sobre el probable conflicto de intereses en que incurrió la pareja presidencial en la adquisición de una lujosa residencia en la exclusiva zona residencial Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México, detonó un amplio número de críticas al presidente Peña Nieto en las redes sociales”.

América Latina tiene un historial muy grande de autoritarismo en contra de las manifestaciones masivas, virtuales o presenciales. Sin embargo, puede que lo presenciado esta semana en Guatemala, sea sólo el inicio de una larga estación:

“Sí. La positiva experiencia guatemalteca representa la primera de muchas erupciones posibles”, afirmó Octavio Islas.

Otto Pérez Molina

#YaNoTenemosPresidente ¿y ahora qué sigue?

¿Para nuestros vecinos?, No hubo interinato. Después de un break para tomar el lunch, la comida vaya, el presidente del Congreso en Guatemala colocó la banda presidencial a Alejandro Maldonado Aguirre, quien fuera vicepresidente de Guatemala desde mayo, fecha en la que iniciaron las manifestaciones.

¿Para América Latina?, #embraceyourself

No, no es muy distinto a lo que hemos estado viendo desde el 2012, como los intentos de controlar las manifestaciones en internet, pero podría ser más invasivo:

“Los gobiernos efectivamente reaccionarán impulsando iniciativas que acoten la participación ciudadana en Internet –versiones extendidas de ACTA, o SAPA (La Stop Online Piracy Act), al amparo de “buenos propósitos”, como combatir la “piratería”, pero limitando el derecho a la información y la libre expresión en Internet”, explicó Islas.

stop acta

Entre otras que son “menos” visibles están:

“Esas medidas comprenderán el suspender el acceso a Internet en situaciones que sean declaradas como emergencia; obligar a los ISPS a conservar por determinado número de años el registro de las acciones comunicativas emprendidas por los usuarios en el ciberespacio; extender las facultades de los aparatos de espionaje para monitorear a aquellos ciudadanos que consideren opositores al sistema”, explicó.

¡Glup!, se los dije.

Mientras, estamos viendo si más que implicaciones políticas para el expresidente de Guatemala, las hay jurídicas, porque su estatus hasta el cierre de esta plática era de “detenido y en juicio”.

La Primavera de AL

#LargaVidaalOtoñoLatinoamericano

Gracias a Plaza Pública, por informarnos con veracidad sobre lo que pasa con nuestro país vecino.

Leave a Reply

Your email address will not be published.