Disfrutar de una noche iluminada con la luna llena es un placer que muchos disfrutamos; la luz especial de esa luna que cautiva con su belleza y tranquilidad, hace que los seres de la noche se llenen de vida, bailen y canten bajo su luz.

Además, se sabe que los efectos de la luna llena sobre la Tierra son muchos y muy importantes, e incluso se han creado mitos, leyendas y canciones alrededor de ella. Es la inspiración de artistas y poetas, cantantes de rock y pop, es el nombre de cientos de niñas en el planeta. Es el compañero ideal de los gatos en las azoteas, es la imagen perfecta de un fotógrafo nocturno, la compañera eterna de la tierra.

Pero este año, tiene un hermoso regalo navideño para nosotros, después de 38 años tendremos una bella luna llena el 25 de diciembre, para acompañar las fiestas, los villancicos, las reuniones familiares, los encuentros y hacer de esa noche, una blanca navidad lunar.

Foto: Iván Bastida Aguilar

Foto: Iván Bastida Aguilar

1977 fue el último año que la luna completó su ciclo en navidad, a éste fenómeno de la última luna llena del año se le conoce como ‘luna llena fría‘, y tendremos el privilegio de admirarlo, el evento se repetirá hasta 2034.

Desde Noche Buena podremos observar una luna al 97% de su esplendor para ser una de grandes protagonistas de estas fechas decembrinas.

Este año la luna fue protagonista de diversos acontecimientos, ¿recuerdan el fenómeno de las lunas de sangre que se puedo observar en México y el eclipse total de luna? Seguramente se desvelaron esperando poder observar este extraordinario acontecimiento.

Sin duda, la luna llena del 25 de diciembre es uno de los regalos más bonitos que la naturaleza nos concede y que obviamente no podíamos dejar de mencionar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.