La vida es cuestión de decisiones, a veces hasta morir es consecuencia de una de ellas y los astros de la música no están exentos de ello, como Ian Curtis, líder de Joy Division, quien este 18 de mayo cumplió 35 años de haberse suicidado al ahorcarse en la cocina para sumarse a todas esas estrellas que decidieron apagarse por voluntad propia. ¿Cuántas más han hecho lo mismo?

En estos días en los que se estrena el documental Kurt Cobain: Montage of Heck y se reeditan los vinilos de Joy Division, se recuerdan estos casos, pues el líder de Nirvana se pegó un tiro en la cabeza justo en la cima del éxito de la banda y fue encontrado muerto en su casa en Seattle, Estados Unidos el 8 de abril de 1994. Sus constantes depresiones y no saber manejar la fama lo llevaron a esta decisión para convertirlo en un ícono y referentes del grunge en el mundo. Su nota suicida: “Por favor, Courtney, sigue adelante. Por Frances. Por su vida, que va a ser mucho más feliz sin mí”.

Michael Hutchence, el cantante de INXS fue encontrado muerto el 22 de noviembre de 1997 en un cuarto de hotel en Sidney, los reportes de las autoridades arrojaron que se trataba de un suicidio al ahorcarse con su cinturón colgándose de la puerta y al parecer fue porque su pareja Paula Yates no pudo viajar con él ante la negativa de su expareja Bob Geldof, quien tenía la custodia de las hijas de la presentadora.

Aunque estos suicidios siempre han sido dudosos, el multiinstrumentista estadounidense Elliot Smith también estaba deprimido y era adicto a las drogas y alcohol, de hecho en su canción King’s Crossing (que salió a la luz en un álbum póstumo) habla del suicidio y finalmente lo consumo en su persona al apuñalarse en el pecho en el año 2003.

Con tan solo 21 años de edad, en 1979 el bajista de Sex Pistols, Sid Vicious se quitó la vida tras encontrar muerta a su novia, en su carta suicida le pidió a su madre que lo sepultara a lado de su ex pareja ya fallecida. El músico no soportó el dolor de perderla y la siguió “hasta la muerte” por muy cursi que se lea.

La lista de rockeros que decidieron morir sería interminable si tomamos en cuenta aquellos casos en los que sus sobredosis de alguna sustancia fueron voluntarias y quizá sin la intención de irse de esta vida. Ahí están Jim Morrison, Amy Winehouse, Elvis Presley, Jimi Hendrix y otros más que nos dan para hablar de un próximo tema.

Leave a Reply

Your email address will not be published.