En la oficina donde se redacta El Salvavidas no hay un “dress code” muy estricto, pero por desgracia somos la excepción que confirma la regla y en un porcentaje muy grande de las oficinas de México y el mundo es OBLIGATORIO ir con traje, corbata y zapatos de vestir a trabajar todos los días. Claro, ésto, en vez de prestarse para que todo mundo que trabaja en dichas oficinas se vea súper elegante, más bien hace que todos parezcan escoltas. ¿Que por qué? Pues una combinación de varios pequeños detalles, mi teoría es que a los hombres adultos les caga usar traje y no pueden esperar a que llegue el fin de semana para uniformarse con shorts y una playera de la selección (y chanclas pata de gallo, aunque haya nevado el día anterior.) Ahora bien, está padre verse bien: liga uno más y mejor, no lo confunden a uno con el de seguridad en el Samborns y, de manera mucho más importante, eso de que hay que vestirse según la chamba que uno quiera tener y no la que ya tiene, lleva algo de cierto dentro de sí. Acá unas cuantas reglas que te harán verte como todo un figurín el día de tu entrevista de trabajo: NUNCA el celular en el cinturón: Es lo más ñor que hay, las fundas Mobo con clip magnético y dos paquetotes al cinto, el del Blackberry y el del Nextel. Si te fijas bien, en tu saco hay una ingeniosísima bolsa interior a la altura del pecho, en ella cabe tu celular (y tira ya el Blackberry, date un Xperia o un iPhone por el amor de Dios) y, si te toca la buena suerte, algunos sacos tienen una bolsa extra en el otro pectoral donde cabe tu cartera. PINZAS: Salvo que seas Joaquin Phoenix en Her y estés usando la colección de Opening Ceremony para Spike Jonze, las pinzas son un “fashion faux pas”, claro, están a nada de que las ponga de moda American Apparel, pero un pantalón recto y medianamente ceñido te hará ver más estilizado y menos como tu tío de provincia en un seminario de fin de semana en un City Express a 30 minutos del centro. NO seas el hombre del corbatón: Las corbatas anchas con nudo doble (o “power knot”) son de host de ESPN o de “broker,” no seas ese güey… Digo, tampoco tengas la corbata más delgada del enclave Roma/Condesa, ten una corbata normal y trata de aprenderte más de un nudo o que te salga muy bien el nudo que sepas hacer. Recuerda que hay varios modelos que van con distintos pesos de ropa (trajes de pana, lana, algodón, seersucker, pinstripe y lino.) -Paisley.- Son las que parecen conformadas por gotas psicodélicas como de paliacate. -Tejidas a crochet.- Con las puntas cuadradas, un clásico de invierno con trajes más pesados y menos formales, piensa en pana con parches en los codos. -A rayas.- Esas se ven increíbles con un saco cruzado con botones doradotes. -Plaid.- Se pronuncia “plad” y son de cuadritos, estas le quedan a los cuellos que son de diferente color que la camisa. Y así te sigues, hay por lo menos otras 4 o 5 opciones sin entrar a las de moño. Lo mejor es agarrar al vatiri de Liverpool que se vea más viejito/esté mejor vestido y/o llevarte a una morra para que te asesore. TODO de tu talla, TODO: si tuvieras que tomar sólo UN consejo sería éste, nada te hace ver más como que estás disfrazado que un traje demasiado grande. Aparta un varito extra y mándalo con un sastre, recuerda que un traje antes era una inversión, la onda no era tener muchos trajes chafas baratos, sino un par de buena manufactura que pudieras heredarle a tus hijos y todavía se puede, es sólo cosa de escoger bien cuál traje te conviene más según tu chamba, el clima de tu ciudad y tu presupuesto. Ej. un traje de lana es muy difícil que lo uses en Cuernavaca, mejor busca una tela más ligera. COMBINA: Un solo traje te da suficientes looks para toda la semana si te ves listo, el entendido es que un traje no se lava a diario (de hecho se tiene que mandar a la tintorería e incluso eso lo vuelve cada vez más brillosito) así que combina corbatas y camisas de lunes a jueves y el viernes siéntete en confianza de irte con saco y unos jeans pegaditos de mezclilla rígida azul casi negra; sin calcetines te verías súper pro con unos Oxford cafés oscuro o vino, en algunas oficinas hasta puedes poner de pretexto el “viernes casual” y usar unos Nike con saco y corbata, de hecho, para eso se inventaron las corbatas más coloridas. Neta, con dos o tres trajes y un chingo de corbatas y camisas estás armado de por vida. DIVIÉRTETE: Nadie se ha muerto por vestirse mejor, sí, no sirve de nada cuando piensas en lo transitorio de la vida y el “big picture,” pero al mismo tiempo es una forma de decirle a la gente que no te andas con bromas, que los respetas y, principalmente, que te respetas a ti mismo y que te enorgulleces de tu apariencia. Es por eso que lo mejor que puedes hacer es pasártela chido con tu ropa, desarrolla tu estilo personal porque la moda pasa, pero el estilo siempre prevalece. SÉ CUCO Y COQUETO: Un reloj formal con correa de piel o metálica entre semana y un Timex Weekender con correa de tela el viernes hará que seas el pimp de la oficina, enjoy yourself, usa corbata de calaveritas, recupera los accesorios de tu abuelo (un pisa corbatas monogramado, por ejemplo,) ponte unas Dr. color vino para ir a una junta súper importante, no hay reglas sobre cómo ser adulto y vale más experimentar y fallar que nunca haber amado, ah, no… Eso no, ¿verdad? Pero you know what I mean. La fotillo de portada es de Tommy Ton y son unos dudes randy del Fashion Week de Londres, así deberías de verte de bad ass, así que practica mucho.

Leave a Reply

Your email address will not be published.